Consejos para cubrir temas económicos para periodistas no especializados

porLinda A. Thompson
May 28, 2020 en Cobertura del coronavirus
Economy

El presente artículo corresponde a nuestra serie sobre el coronavirus. Entra aquí para leer más.

Con empresas y comercios cerrando en todo el mundo, personas pidiendo seguros de desempleo y bancos centrales comprando bonos del gobierno para inyectar dinero en las economías locales, la crisis del COVID-19 también se ha convertido en una profunda crisis económica.

"Esta situación es devastadora para las economías de todo el mundo", dice Rebecca Christie, visiting fellow del think-tank Bruegel con sede en Bruselas, quien trabajó como periodista durante 22 años. “Nadie está comprando nada. Se despide a los trabajadores. Las empresas tienen que repensar con urgencia sus cadenas de suministro".

En esta etapa, está claro que la pandemia hará que la economía mundial entre en recesión; en un período de actividad económica significativamente menor, pero cualquier cosa más allá de eso es adivinar, dice Christie. “No sabemos qué va a pasar. No sabemos si esto terminará siendo una pausa de dos meses, o un replanteo total de 18 meses para ver cómo seguiremos haciendo las cosas".

De lo que podemos estar seguros es que las noticias económicas, comerciales y financieras dominarán los titulares, al igual que lo hicieron durante la recesión de 2008-2009.

"La crisis está tan extendida en todo el mundo y es tan profunda que las coberturas económicas se está convirtiendo en un tema central para todos", dice Carlo Piovano. Como editor de economía para Europa de Associated Press, Piovano trabaja con periodistas especializados a diario. También ayuda los periodistas que cubren interés general a darle forma, presentar, desarrollar y escribir historias relacionadas con la economía.

[Lee más: Consejos para cubrir las consecuencias económicas de la pandemia]

No especules

Christie recomienda que, en los próximos meses, los reporteros con poca experiencia en temas económicos recurran a fuentes objetivas en lugar de a comentaristas.

"Es muy tentador ir a buscar un analista que te diga lo que debes pensar, lo que está bien y lo que está mal", dice. "Pero la clave para los periodistas que quieren aprender a cubrir economía es buscar fuentes que se basen en hechos y no en opiniones". Al respecto recomienda el diccionario Investopedia para encontrar definiciones de términos económicos de uso común (en inglés) y los cómics de la Reserva Federal para comprender mejor los sistemas bancarios (también en inglés).

Es asimismo una buena idea dar un paso atrás e intentar comprender el sistema económico detrás de lo que estés cubriendo, aconseja. "Incluso si se trata de un número o un gráfico muy simple, piensa de dónde surge el dinero, hacia dónde va y en dónde debería terminar", dice. "Tener ese anclaje puede evitar algunos de los puntos ciegos en los que todos caemos cuando comenzamos a escribir de manera especializada sobre comercio, atención médica o lo que sea.

Use los números con moderación y contexto

Además, no caigas en la trampa de los números en la que han caído muchos periodistas antes de ti quienes, ante la duda, simplemente agregan más números", explica Piovano. "Eso está mal porque, obviamente, demuestra que no sabes cuál es el número correcto".

Según Piovano, una buena pieza sobre economía utiliza cifras con moderación y con discernimiento. "Lo ideal es que solo recurras a unas pocas cifras que sean realmente de relevancia para la historia y que las pongas en contexto", dice. "Es necesario comparar esa cifra con la de un año anterior, con la de otro país, ponerla en contexto y enmarcarla".

[Lee más: Cubrir el COVID-19 desde todos los ángulos. Un nuevo desafío periodístico]

Pon el peso en la historia

En otras palabras, usa los números para construir una narrativa entrevistando tanto a expertos independientes como a las personas afectadas por el tema sobre el que estás escribiendo. Por ejemplo, los periodistas que escriben sobre la caída de las ventas de automóviles en Europa deberían pensar en formas de hacer que esas cifras sean más concretas. ¿Cómo afectan esos números a una empresa en particular? ¿Qué impacto están teniendo sobre los consumidores?

“Si tienes el tiempo y el espacio, lo ideal es personalizar la historia, humanizarla. Tal vez traer la voz de alguien que está en cuarentena y preocupado por su dinero ya que planeaba comprar un automóvil pero ahora no es posible, o el impacto en un vendedor".

Finalmente, Piovano aconseja a los periodistas que no están especializados recordar lo que una cobertura económica supone en verdad. "Como cualquier buen periodismo, las coberturas económicas y financieras tienen que ver con una historia y con las personas", dice. “Es un gran error pensar que este tipo de periodismo tiene que ver con un montón de documentos y de números. Esa es solo una parte del asunto".


Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash vía Markus Spiske.