Consejos para conectar a tu medio con una audiencia más amplia y diversa

porEm Okrepkie
Jun 7, 2017 en Miscellaneous

Los periodistas –y no sus audiencias– son generalmente los que hacen las preguntas. Sin embargo, para contar historias que tuvieran realmente que ver con las preocupaciones de sus oyentes, un equipo de periodistas de la estación de radio WBEZ, de Chicago, decidió cambiar eso.

En una iniciativa llamada "Curious City" que comenzó en 2012, la estación invitó a los residentes a enviar preguntas en 140 caracteres que serían la base de futuras historias. El grupo utilizó una herramienta popular desarrollada por la creadora de Curious City, Jennifer Brandel, ahora conocida como Hearken, para organizar las preguntas presentadas. Hearken invierte el habitual método narrativo de arriba hacia abajo: son los vecinos de la comunidad –y no los editores– quienes hacen las preguntas que llevan a las historias.

Los oyentes enviaron preguntas que variaron de extravagantes a serias. Como la mayoría de las preguntas fueron hechas por residentes de altos ingresos, en 2016 Curious City comenzó un programa de extensión para invitar a participar a aquellos de áreas subrepresentadas. Un informe reciente de la Columbia Journalism Review (CJR) explora lo que Curious City aprendió cuando puso manos a la obra para atraer a una audiencia más diversa.

¿Cómo podrían otros periodistas aplicar las lecciones de Curious City para involucrar a quienes viven en comunidades de bajos ingresos? Estos son algunos de los puntos clave del informe:

Para saber hacia dónde expandirte, conoce a tu audiencia principal

A quienes presentaron preguntas a Curious City se les pidió que dijeran cuál era su domicilio, por lo que pronto quedó claro que la mayoría de las preguntas provenían de las mismas áreas donde la radio pública WBEZ ya era popular. Los residentes del lado sur y oeste de Chicago, predominantemente afroamericanos y latinos, presentaron menos preguntas porque estaban fuera del alcance de la audiencia central de WBEZ.

El equipo tomó esa información y contrató a un director de extensión para conectarse con los residentes de esas comunidades y descubrir qué les interesaba. Sin esa información, no hubieran sido capaces de apuntar a quienes estaban fuera de su audiencia tradicional y acoplarse con un grupo más diverso de oyentes. Debido a su alcance, la tasa de crecimiento de las preguntas formuladas en las áreas insuficientemente representadas fue sustancialmente mayor que la de la audiencia general. La tasa de crecimiento de la audiencia principal fue de 20%, mientras que la del sur fue del 53% y la del oeste del 78%. 

Incluye acciones sobre el terreno

En lugar de llegar al público de manera online, los periodistas de Curious City pasaron tiempo recorriendo vecindarios y entablando conversaciones con residentes locales. Se acercaron a la gente en parques y paradas de autobús para averiguar qué preguntas tenían. Este enfoque directo y cara a cara permitió a los periodistas relacionarse mejor con aquellos que no eran oyentes regulares de WBEZ.

Un periodista del proyecto dijo que era más fácil responder preguntas sobre Curious City y trabajar cara a cara en lugar de online. También hubo ejemplos de residentes de la comunidad que apreciaron la presencia personal de Curious City, según el informe de la CJR. Una mujer que fue entrevistada dijo que valoraba que un periodista se hubiese trasladado al vecindario para cubrir algo que no era un evento negativo.

Asóciate con organizaciones comunitarias similares

Otra clave para el éxito de Curious City fue su esfuerzo por asociarse con organizaciones comunitarias que tenían objetivos similares. Asociarse con bibliotecas locales fue una iniciativa que surgió naturalmente: Curious City quería que la gente hiciera preguntas, y las bibliotecas podían ayudar a responderlas.

Para aumentar el número de preguntas enviadas, Curious City puso mesas en determinadas bibliotecas públicas. Una ventaja clave de esta estrategia fue que era menos laborioso que enviar a los periodistas a recorrer las calles de la ciudad. Otra ventaja fue que las comunidades en general tienden a confiar en las bibliotecas, por lo que asociarse con una organización confiable aumentó la confianza del público en el proyecto de Curious City.

Tómate el tiempo para hablar y escuchar

No siempre tendrás el lujo de tener tiempo, pero no cortes las conversaciones solo porque la fuente no te parece relevante en ese momento. Durante el proyecto, un productor habló con un hombre en una parada de autobús sobre la lucha económica de su familia. Esa historia no se utilizó para Curious City, pero dio ideas para otras historias que WBEZ podría producir. Como se señala en el informe de la CJR, aunque algunas conversaciones no terminaron directamente en los contenidos de Curious City, "el proceso contribuyó a la misión más amplia de conectar a WBEZ con modos de ver que tal vez no hubiera encontrado de otro modo”.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Counse.