Cinco consejos útiles a la hora de escribir una propuesta de reportaje para un editor

porJessica Weiss
Dec 13, 2014 en Freelancing

Storyhunter, la plataforma que conecta videoperiodistas freelance con editores desde el año 2012, también está disponible ahora para periodistas de medios impresos, fotógrafos y más.

La expansión a nuevos formatos se basa en gran medida en que los editores requieren de un conjunto más amplio de especialistas, como técnicos, traductores, narradores, escritores, fotógrafos y grabadores de sonido, dijo el co-fundador y director ejecutivo Jaron Gilinsky. Gilinsky trabajó como videoperiodista freelance durante ocho años antes de inaugurar la plataforma.

Storyhunter se centra en ayudar a los periodistas freelance a ganarse la vida. Con ese fin, los periodistas que son aceptados en esta plataforma pueden utilizar el sistema de cuatro formas: 1) para encontrar trabajo, 2) para comunicar fácilmente las expectativas que tienen sobre un proyecto, 3) para acceder a un seguro y 4) para facilitar los pagos.

Los editores, a su vez, pueden usar la base de datos para encontrar a un periodista en un lugar específico o con determinadas habilidades y encargarle un trabajo.

Gilinsky puso énfasis en que Storyhunter no es una plataforma de periodismo ciudadano. “Todavía vamos a ser muy estrictos respecto de a quiénes aceptamos”, dice. "Solo trabajamos con profesionales calificados que pasaron por un proceso de examinación".

IJNet le pidió consejos a Gilinsky sobre cómo escribir un resumen de una propuesta de reportaje. Aunque estos consejos están dirigidos a usuarios de Storyhunter, pueden ser útiles para cualquier profesional freelance, sin importar de dónde sea.

1. Conoce al medio y a tu audiencia

Es extremadamente importante familiarizarte con la publicación a la que le ofrecerás tu idea, dice Gilinsky. La plataforma Storyhunter permite a los usuarios leer el perfil personal del editor así como también el del medio. Además, es inteligente “mirar, leer y analizar muchos de los artículos publicados por un editor antes de presentarle tu idea por primera vez”, aconsejó. “Esto te ayudará a saber si el medio ya ha publicado reportajes sobre el mismo tema, así como a entender mejor sus estándares editoriales y su estilo”.

2. Escribe una gran frase en el “asunto” del email

Para atraer la atención de un editor ocupado, un título atrapante del email con tu propuesta es crucial. “El objetivo aquí es intrigar al editor y hacer que quiera saber más en menos de 10 palabras”, dice Gilinsky. “Ese titular también deberá reflejar genuinamente el tópico que explorarás en tu historia”.

3. Comunica la importancia y la pertinencia del tema, y por qué nadie podría hacer esa historia como tú

En dos o tres oraciones, tu resumen debe explicar “por qué la historia es importante, noticiosa y sorprendente”, dijo Gilinsky. Intenta incluir respuestas a todas las preguntas que el editor podría plantearse: “¿Por qué esta historia debe ser contada? ¿Por qué ahora? ¿Por qué eres el periodista indicado para hacerla? ¿De qué modo la información de tu reportaje le resultará útil a la audiencia? ¿Estás sensibilizando a la audiencia sobre un tema que no ha recibido la debida atención? ¿El ángulo de tu reportaje implica una nueva mirada sobre un tema relevante? ¿Tienes un acceso que ningún otro periodista tiene?

4. Adjunta recursos visuales y enlaces

Las fotografías realmente valen más que mil palabras. “Si tienes acceso a imágenes o videos del protagonista de tu historia, adjúntalos a tu resumen”, dijo Gilinsky. “Incluso si es un reportaje impreso, los recursos visuales pueden ayudar al editor a comprender un poco mejor al personaje”.

5. Comparte el resumen con tus amigos

Gilinsky sugiere recurrir a una “validación social” para saber si tienes una buena historia entre tus manos. "Ve a un bar o a un café y comenta la idea con tus amigos, como si fuera algo casual. ¿Parecen intrigados e interesados en saber más sobre la historia? Si esto no ocurre, intenta descubrir por qué". Los comentarios de la gente común que consume noticias a diario son con frecuencia la mejor manera de refinar tu resumen antes de enviárselo a un editor.

Foto cortesía del usuario de Fickr Fabrizio Rinaldi, con licencia Creative Commons.