Cómo se puede cubrir grandes eventos deportivos desde una lente diferente

porTaylor Mulcahey
Jul 24, 2018 en Temas especializados

Cuando Alemania le ganó a Argentina en la Final del Mundial de 2014, unas 900 millones de personas miraron el partido. Aún no se conoce la cifra de la audiencia que vio la Final entre Francia y Croacia en 2018, pero se espera que sea similar. Según datos preliminares, Twitter registró 115.000 millones de impresiones durante el evento.

Este aumento constante de la audiencia supone una gran oportunidad para que los periodistas deportivos capitalicen su público global. Hay juegos para cubrir, estadísticas para informar y una gran cantidad de espectadores activos online, ansiosos por discutir la acción.

Si no cubres deportes, el Mundial puede parecer una distracción de realidades más urgentes. Sin embargo, en las últimas semanas IJNet destacó historias de todo tipo –sobre género, política, migración y más–, contadas a través de la lente del Mundial. También le pedimos a nuestros lectores que compartieran sus ejemplos.

Judit Alonso, periodista freelance española que cubre medio ambiente, escribió un artículo para Deutsche Welle sobre una iniciativa del Instituto Humboldt de Colombia, titulada "Colombia, subcampeón mundial de la biodiversidad". El artículo fue publicado inmediatamente después del último partido colombiano, sumándose al enjambre de atención mediática puesto en el país.

"Cuando todos están concentrados en los resultados del fútbol, la rutina puede romperse con una nueva lente, que puede ser más atractiva para quienes no están tan interesados en los deportes", explica Alonso.

Pero cuando tantas cosas están ocurriendo a la vez, ¿cómo encontrar ideas originales?

Para Alonso, que no tuvo la oportunidad de viajar al Mundial en Rusia, la clave es saber manejar las redes sociales. Ella recomienda seguir hashtags y cuentas populares nacionales e internacionales, y también explorar las cuentas y actividades de pequeñas organizaciones locales.

Lo más probable es que no seas el único que está tratando de relacionar su trabajo con grandes eventos deportivos. Organizaciones de la sociedad civil también utilizan el evento y su enorme cobertura para compartir su mensaje, como fue el caso del Instituto Humboldt.

"En esta jungla informativa, donde se hace difícil encontrar nuevas historias, prestar atención a medios alternativos y organizaciones de la sociedad civil puede darte otra perspectiva, alejada de las coberturas convencionales", dice Alonso.

Si tienes la oportunidad de asistir a un gran evento deportivo, no dejes que la falta de interés en los deportes te frene, aconseja Seth Berkman, periodista deportivo freelance que escribe principalmente para The New York Times y que cubrió los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 en Seúl.

"Las mejores historias que surgen de estos eventos son las que no tienen nada que ver con los partidos o competiciones", dice Berkman.

También sugiere asistir sin una agenda específica y con flexibilidad respecto de los temas que te gustaría cubrir, ya que la avalancha de periodistas dificulta la originalidad.

"Si vas a los Juegos Olímpicos o al Mundial con cinco o seis artículos planificados es probable que alguien ya haya pensado en ellos", dice Berkman. "Ve al lugar y tómate uno o dos días para inspeccionar el paisaje y caminar. Suena a cliché, pero las historias llegarán a ti con tiempo".

La afluencia de periodistas también es una gran oportunidad para establecer contactos con colegas de todo el mundo, intercambiar ideas y planificar colaboraciones.

"Algo que noté sobre los Juegos Olímpicos fue que las autoridades locales y el gobierno estaban muy dispuestos a ayudar", dice Berkman, "con ideas para historias sobre la localidad y dando una mano con lo que fuere, desde información a estadísticas y entrevistas".

Las barreras idiomáticas pueden ser un problema, pero no tanto como para impedir que te comuniques con los lugareños, que cuentan con una gran cantidad de conocimientos y querrán aprovechar la oportunidad para llamar la atención sobre su comunidad. Por lo demás, en eventos grandes como los Juegos Olímpicos o el Mundial, la saturación de medios hace que haya traductores siempre cerca.

Faltan cuatro años para el próximo Mundial masculino, pero las mujeres ocuparán el centro del escenario el próximo año en Francia. Independientemente de si te gustan los deportes, no te desconectes de historias que esperan ser contadas.

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Sam Wermut.