Cómo lidiar con los dilemas éticos de los contenidos generados por usuarios

porJulie Posetti Jessica Sparks and Alice Matthews
Oct 26, 2014 en Miscellaneous

“La policía local confirma que hay un hombre realizando disparos en un centro comercial. El contenido generado por los usuarios será la única fuente de información hasta que tu equipo periodístico pueda llegar hasta ahí. Un productor identifica a alguien en el centro comercial. Te das cuenta de que tiene una buena panorámica de lo que ocurre, ya que ha subido a Twitter una foto de lo que parecen ser cuerpos yaciendo en el piso. Si es verificada, se tratará de la primera imagen de lo sucedido tomada desde adentro del centro. ¿Cómo deberías proceder?”

Ese es uno de los acertijos éticos que suscitan los contenidos generados por usuarios (UGC, por sus siglas en inglés) y que fueron discutidos por un panel de expertos en la Cumbre Internacional de Medios en Amsterdam hace dos semanas. El panel contó con la presencia de Steve Herrmann de la BBC, Fergus Bell de AP y del director de Comunicaciones de Google para Europa, Medio Oriente y África, Peter Barron. El evento fue moderado por Claire Wardle, responsable de redes sociales de la Agencia de la ONU para los Refugiados. A continuación, Jessica Sparks y Alice Matthews exploran los problemas éticos de los UGC a los que los medios deben prestar especial atención.

Aprovechando los contenidos generados por usuarios

“Las personas sienten que tienen más capacidad de contar historias. Quieren mostrar que estuvieron en el lugar de los hechos, quieren ser parte de las noticias y parte de sus relatos, [y] mientras más UGC ven, más desean contribuir”, dijo en el World Editors Forum Fergus Bell, editor internacional de redes sociales y de UCG en AP.

Bell dice que en la medida que las audiencias se den cuenta de que pueden involucrarse en el proceso de las noticias, las redacciones podrán acumular grandes cantidades de contenidos ricos y diversos.

“Todavía no sabemos cómo se verán esos contenidos, pero es emocionante y significan una oportunidad”.

Claire Wardle dice que el contenido generado por los usuarios es todavía un área en crecimiento, pero promete ofrecer material obtenido y producido durante los hechos; algo que, de otro modo, no existiría.

“Cada vez ocurre con mayor frecuencia que las mejores fotos son aquellas que fueron tomadas por testigos a través de las cámaras de sus teléfonos. Cuando un equipo periodístico profesional llega al lugar de los hechos, por lo general ‘la acción’ ya terminó”, comentó en el World Editors Forum.

“Las redacciones deben aprovechar esas fotos y luego proveer de contexto tanto a estas imágenes como a la historia que se publicará junto a ellas”.

Proveer de contexto al contenido generado por los usuarios es un gran desafío en las apresuradas redacciones focalizadas al contenido digital. Como las UGC son todavía un área nueva, las recomendaciones respecto a su correcta utilización aún se están en desarrollando.

Responsabilidad con los creadores de contenido

“¿Está bueno pedirle [a los usuarios] que vayan y filmen algo? Si se lesionan o les pasa algo, ¿cuál es nuestro deber para con ellos? ¿Somos responsables?”, se pregunta Fergus Bell.

Él dice que gestionar UGC es algo que puede resumirse en “la elaboración previa de determinadas normas con las que debes lidiar”. Esas normas deben abordar cuestiones como la acreditación del trabajo y el consentimiento.

Bell dice que los usuarios son cada vez más conscientes de sus derechos.

“Ellos entienden que son los propietarios de ese contenido, y pienso que, como industria, debemos abordar el tema muy pronto: ¿Cómo lidiamos con los permisos? ¿En algunas ocasiones está bien transmitir algo sin el permiso correspondiente?

Un estudio realizado por Claire Wardle para el Centro TOW sobre UGC en televisión e Internet reveló que los usuarios rara vez reciben el crédito correspondiente por sus producciones.

“Solo el 16% de los testigos fueron acreditados y hubo un muy bajo nivel de referencias, es decir, de explicaciones de que las fotografías fueron tomadas por alguien ajeno a la redacción".

En muchos casos, el contenido fue atribuido a plataformas (Twitter o Facebook) en lugar de a las personas que lo crearon.

El contenido puede aparecer en varias plataformas a la vez, incluyendo redes sociales y aplicaciones móviles de sitios web. Steve Herrmann, editor de BBC Online, dice que cuando un contenido se publica de forma digital, adquiere una vida propia y puede aparecer en muchos contextos diferentes.

“Las cosas ya no son tan simples como saber que un determinado contenido irá en una sección de un periódico o aparecerá en una transmisión televisiva concreta”.

Herrmann cree que es importante que los periodistas y los creadores de contenidos comprendan estos parámetros.

Responsabilidad con la audiencia

Steve Herrmann dice que el desafío principal que conlleva trabajar con contenidos generados por usuarios es la verificación.

“El reto más importante para todos es definir si algo es real y permite mantener la confianza del público, en momentos en que la información se mueve a toda velocidad y un contenido puede resultar muy pero muy difícil de chequear”.

Herrmann sostiene que aunque la velocidad del ciclo de noticias dificulta la verificación, los medios deben asegurarse de que la información sea correcta antes de publicarla o transmitirla.

 “Y si al menos no estás del todo seguro, debes ser muy claro [con eso]”.

Sin embargo, Claire Wardle dice que la expresión “no hemos podido verificar esto” no es justa para con la audiencia.

“Hasta que se logre resolver eso, tener un contenido ejecutándose a toda velocidad con esa advertencia no es recomendable”, afirma, destacando la necesidad de una mayor transparencia cuando se trabaja con UGC. Wardle afirma que las redacciones han estado corriendo verdaderas carreras para poder hacer frente a los contenidos generados por testigos, y dice no estar segura de que los medios estén manejando correctamente este tema.

Fergus Bell argumenta que la precisión debe tener prioridad sobre la velocidad: “(Los medios) serán perdonados si van un poco más despacio y  tienen razón, pero no si se manejan a toda velocidad y con información equivocada”.

 “Dado el estado de la industria de los medios, no podemos darle ninguna excusa al público para que nos abandone, para que apague nuestra transmisión o para que deje de confiar en nosotros. Cualquier error es sumamente peligroso, porque puedes perder la confianza que has construido con tu audiencia en un abrir y cerrar de ojos.”

Con estas preocupaciones en mente, vale la pena que periodistas y editores consideren en profundidad los interrogantes éticos planteados por Wardle en la Cumbre Internacional de Medios. Puedes ver su presentación en Slideshare más abajo (en inglés) para poner a prueba a tu medio con algunos escenarios digitales hipotéticos.

 

#Newsroom14 Clairde Warde de Julie Posetti

Este post apareció originalmente en el blog World News Publishing Focus de WAN-IFRA y es reproducido en IJNet con permiso. WAN-IFRA es una organización mundial que promueve la libertad de prensa, el periodismo de calidad y la integridad editorial.

Imagen principal con licencia Creative Commons en Flickr, vía Scott Ableman.