Cómo el periodismo puede ayudar al empoderamiento económico de las mujeres, y por qué es clave en la pandemia

porAndrés Colmán Gutiérrez
Nov 27, 2020 en Cobertura del coronavirus
ss

En alianza con nuestra organización matriz, el Centro Internacional de Periodistas (ICFJ), IJNet conecta a periodistas con expertos en salud y redacciones internacionales a través de una serie de seminarios web sobre COVID-19 como parte del Foro de Cobertura de la Crisis Mundial de Salud.

El presente artículo corresponde a nuestra serie sobre el coronavirus. Entra aquí para leer más.

Aunque se han registrado significativos avances en los últimos tiempos, la desigualdad de género sigue siendo un gran desafío a enfrentar en el mundo y también en Latinoamérica. Además, con la llegada de la pandemia, en muchas circunstancias esta brecha se ha acrecentado debido a la pandemia.

“La mujer está especialmente afectada por un absoluto desbalance en el empoderamiento económico. La mujer se sigue ocupando esencialmente de tareas de servicio, principalmente en las áreas de educación y la salud, que han sido particularmente impactadas por la pandemia”, observó Susana Malcorra, decana de la IE School of Global & Public Affairs y ex ministra de Relaciones Exteriores de Argentina.

Malcorra participó junto a la directora regional de ONU Mujeres, Maria-Noel Vaeza (Uruguay), en el seminario web “Empoderamiento económico de las mujeres en pandemia: desafío y oportunidades", organizado por el Foro de Cobertura de la Crisis Mundial de la Salud, y realizado con el apoyo de ONU Mujeres y de la IE School of Global & Public Affairs. El evento fue moderado por Dariela Sosa.

Las oradoras ilustraron cómo esta brecha implica que a las mujeres se las siga relegando principalmente en las tareas del hogar y en el cuidado de los hijos, tareas que no son reconocidas como actividades laborales ni tampoco remuneradas. Esto, añadieron, debería ser enfrentado con una mayor corresponsabilidad por parte de los hombres, y si bien eso está ocurriendo paulatinamente en las parejas más jóvenes, se necesita mucho más.

[Lee más: ¿Qué falta en la cobertura del COVID-19? Mujeres]

 

Un camino que las sociedades pueden transitar para vencer esa desigualdad es invertir en invertir en el empoderamiento económico de las mujeres. Eso, sostuvo Vaeza, implica “establecer un camino directo hacia la igualdad de género, hacia la erradicación de la pobreza y hacia el crecimiento económico inclusivo con bienestar”.

Según observó Malcorra, la cultura patriarcal desaprovecha el gran potencial de aporte que pueden tener las mujeres en lo económico, en una mayor participación en el mundo laboral, en las empresas y en las esferas de decisiones.

Diversos estudios realizados en países de la región han determinado que las mujeres reciben menos créditos bancarios para sus emprendimientos, pero en cambio son más responsables en retornar los préstamos. Por ejemplo, Malcorra mencionó que un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) realizado en Chile demostró que los proyectos presentados por mujeres obtuvieron un 28% menos de créditos bancarios que similares proyectos presentados por los hombres, pero en cambio, las mujeres cumplieron en un 90% del retorno de los préstamos. 

Ante la agudización de la situación con la pandemia, Vaeza consideró que la salida de esta crisis implicará “establecer sistemas de cuidados que permita a la mujer salir a trabajar, y que a su vez genere empleo para los que cuiden”.

En una misma línea, Malcorra señaló que la “falta de inclusión financiera y de sistemas de cuidados para los hijos siguen marcando una gran barrera”. “En los países en donde eso se empieza a garantizar, las mujeres pueden dejar a sus hijos en buenos centros de cuidado, con mayor tranquilidad y salir a trabajar. Se generan mayores oportunidades de empleo, de libertades, de aportes positivos a la sociedad”, consideró. Por eso, sostuvo que estimular estos programas puede ser una gran respuesta para las salidas de la pandemia.

El papel del periodismo

Malcorra indicó que ayudar con ese tipo de ideas puede ser un “gran aporte de los periodistas”, pero también “hace falta cambiar los enfoques en las maneras que se realizan las coberturas”.

Según sostuvo, “el periodismo puede cumplir un rol fundamental en ayudar a derribar las barreras que impiden el empoderamiento económico de las mujeres”. Para ello, agregó, “hace falta cambiar el enfoque con que se cubren sus historias, evitar el sesgo y los prejuicios, romper los estereotipos, hacer a las mujeres más visibles en sus esfuerzos y estimular la corresponsabilidad de los hombres”.

[Lee más: Por qué tener editoras de género]

 

“La pandemia ha agudizado las desigualdades de género. Impulsar el empoderamiento económico de las mujeres es fundamental ante la crisis del coronavirus, pero debe ser algo pertinente siempre. No debe ser una acción transitoria”, explicó.

Vaeza sostuvo en que uno de los desafíos del periodismo pasa por “visibilizar ese trabajo no remunerado que realizan las mujeres”: “Las mujeres trabajamos mucho más que los hombres. A pesar de que salimos también afuera a trabajar, venimos al hogar y trabajamos mucho más que los hombres, algo que no se reconoce ni es visible. Muchos maridos dicen: mi esposa no trabaja, se queda en casa. Y los periodistas y los medios contribuyen a mantener este desequilibrio cuando realizan coberturas con un sesgo determinado. Contar las historias desde otro enfoque, que ayuden a destacar la necesaria corresponsabilidad de los hombres, puede ayudar mucho al empoderamiento de las mujeres”, enfatizó.

Según dijo Vaeza, es clave “representar a las mujeres desde sus luchas, reflejar a las emprendedoras, contar las historias positivas de quienes están rompiendo esquemas, ya sean las jóvenes que hacen maravillas en Silicon Valley o las mujeres heroicas, afrodescendientes o indígenas, que también rompen esquemas en comunidades aisladas, que no tienen acceso a internet”.

Además, Vaeza cuestionó la forma en que se muchas veces se cubren casos de violencia contra las mujeres. Según dijo, algunos medios suelen volver a victimizar a quienes sufrieron abusos. “Ustedes los periodistas tienen un rol fundamental para parar la violencia. Ojalá podamos trabajar en conjunto para que los lenguajes que utilicen vayan cambiando las normas sociales y superando la cultura patriarcal”, expresó.

Puedes mirar el seminario web entero aquí:


Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Womanizer Wow Tech