11 maneras de repensar a los datos abiertos para hacerlos relevantes al público

porMiguel Paz
Feb 13, 2014 en Periodismo de datos

Es hora de transformar a los datos abiertos, desde un concepto de moda utilizado por expertos en políticas públicas y nerds de medios de comunicación hacia algo tangible y presente en la vida cotidiana de todos los ciudadanos, empresas y organizaciones sociales. Aquí presentamos algunas ideas sobre cómo realizar esta transformación:

1. Mejorar el acceso a los datos

Craig Hammer, del Banco Mundial, afirma que "los datos abiertos pueden ser clave para erradicar la pobreza en el mundo". Esto funciona sólo si los gobiernos colocan los datos en Internet para que estos se conviertan en inteligencia procesable: una plataforma para la investigación, análisis, triangulación y una mejor toma de decisiones en todos los niveles.

2. Crear datos abiertos para el usuario final

Hammer ya lo escribió en un blog de la revista Harvard Business Review: mientras que la "apertura" de datos genera entusiasmo para los expertos en temas de desarrollo, los donantes, los activistas del gobierno abierto y para la creciente comunidad geek, la realidad es que gran parte de la opinión pública no sigue al movimiento. Salgamos de nuestra burbuja y trabajemos para que el usuario del día a día comprenda y participe.

3. Muéstralo, no lo digas

La gente normal no sabe lo que significan los "datos abiertos". En realidad, es probable que no les importe y que no sepan si los necesitan. Steve Jobs dijo que muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo muestras. Tenemos que dejar de decirle a la gente lo que necesitan y empezar a mostrarles por qué lo necesitan, a través de una experiencia de usuario que les lleve a la acción.

4. Hazlo relevante para los ciudadanos, no sólo para las organizaciones y para los políticos

Un estudio sobre el uso de datos abiertos y transparencia en Chile mostró que los 10 usos más comunes para los datos abiertos fueron en situaciones que afectan la vida de las personas de manera directa, ya sea para bien o para mal. Algunos ejemplos son los datos de subvenciones del gobierno, certificados legales, servicios de información y trámites. Si los datos no son prioridades familiares o individuales, se pierde el valor de su "apertura" y de los propios datos.

5. Invita al público a que sean creadores

Necesitamos brindar "mejores herramientas que no sólo sirvan para consumir, sino también para crear y manipular datos", dice mi colega Álvaro Graves, desarrollador web de Poderopedia e investigador. Esto es lo que hace Code for America en Estados Unidos y también fue lo que sucedió con el advenimiento de la Web 2.0, cuando la disponibilidad de mejores herramientas como las plataformas de blogs ayudó a la gente a crear y compartir sus contenidos.

6. Date cuenta de que los datos abiertos son como los códigos QR

Todo el mundo habla de los datos abiertos de la misma forma que lo hacen de los códigos QR: como algo innovador. Pero como con los códigos QR, los datos abiertos sólo tienen éxito en un contexto adecuado, que pueda satisfacer las necesidades de los ciudadanos. El contexto es lo más importante para canalizar su uso y tener éxito para generar cambios globales.

7. Convierte a los datos abiertos en algo sexy y atractivo, como Jess3.com

Los geeks se hicieron populares porque crearon cosas útiles que fueron adoptadas por los ciudadanos (los usuarios finales). Los geeks de los datos abiertos necesitan continuar por este camino.

8. Ayuda a los periodistas a adoptar a los datos abiertos

Jorge Lanata, un famoso periodista argentino que ahora está siendo perseguido por el gobierno de Cristina Fernández por su investigación sobre los escándalos de corrupción del gobierno, dijo una vez que el 50% del éxito de una noticia se encuentra asegurado si a los mismos periodistas les gusta la investigación.

Eso es cierto para los datos abiertos también. Si los periodistas comprenden su valor y si aprenden a usarlos, el público lo hará también. Y si lo hacen, los vientos cambiarán de dirección. Los gobiernos y el sector privado se verán obligados a ofrecer mejores datos estandarizados. Los datos abiertos no serán entendidos como un mero concepto, sino que serán una fuente de información pública tan relevante como cualquier otra. Debemos enseñarle a los periodistas de América Latina a ser parte de ello.

9. Los nerds de noticias pueden ayudarte a darle un buen uso a tus datos abiertos

Con el fin de lograr que los periodistas usen los datos abiertos, necesitamos más nerds trabajando en medios, equipos de periodistas y programadores que puedan enseñarle a sus colegas a mostrar datos a través de buenas narraciones que puedan influenciar a un cambio en las políticas públicas y responsabilizar a las autoridades.

Estos nerds también nos pueden ayudar con "la institucionalización de la alfabetización de datos en la sociedad", como lo dice Hammer. Justin Arenstein, becario de la ICFJ Knight International Journalism Fellowship y un conocido estratega digital, llama a estas personas "movilizadores de masas" de la información. Alex Howard "apunta hacia estos grupos, ya que pueden ayudar a desmitificar los datos, para que sean comprensibles para la población y no sólo para los estadistas”.

Yo les llamo "Nerds ninjas de las noticias" a los grupos de trabajo que pueden fomentar proyectos de innovación relacionados con las noticias, los datos y la transparencia de una manera rápida y que ahorran tiempo y dinero a los gobiernos y a las organizaciones. Proyectos como Dollars For Docs de ProPublica son grandes ejemplos de lo que puede lograrse si se mezclan FOIA, datos abiertos y la voluntad de ofrecer noticias de interés público.

10. Cámbiale el nombre a los datos abiertos

Algunas razones por las que las personas no adoptan conceptos como los datos abiertos es porque son parte de una jerga que no tiene nada que vercon ellos. No hay empatía. Empecemos a hablar del derecho de las personas a conocer y a usar los datos generados por los gobiernos. Como dice Tim O'Reilly: "el gobierno como una plataforma para la grandeza”, con ejemplos con los que nos podamos identificar, en lugar de confusas bases de datos en PDF.

11. No esperes que los datos abiertos sustituyan al periodismo

Claro que el periodismo de investigación puede beneficiarse, sin embargo "no hay sustituto para la investigación de calle, las entrevistas personales y el trabajo de detective" que algunos proyectos de periodismo conllevan, dice David Kaplan en un post titulado: Por qué los datos abiertos no son suficientes.

"El aumento al acceso de datos crea, más que nunca, la necesidad de dar sentido a las piezas de información dispar", dijo Paul Radu, director ejecutivo del Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), organización con base en Sarajevo. "Es la combinación de la información local y global, de los reportajes e investigaciones en bases de datos, los que harán la diferencia a largo plazo".

Como señala Matt Waite, creador de PolitiFact y director del Drone Journalism Lab, los robots no pueden reemplazar la complejidad humana. No pueden pensar como nosotros.

Bienvenidos al debate.

Miguel Paz es un periodista chileno, ganador de la beca Knight Fellowship y fundador y CEO de Poderopedia, un sitio web de periodismo de datos que destaca vínculos entre las empresas de Chile y las élites políticas.

El contenido de los proyectos relacionados con la innovación global y con los socios de la Knight Fellowship en IJNet son apoyados por la Fundación John S. and James L. Knight y son editados por Jennifer Dorroh.

Traducción del inglés al español por Andrea Arzaba.

_Imagen con licencia de Creative Commons aquí._