¿El video de Instagram superará a Vine en las redacciones?

porMargaret Looney
Jul 2, 2013 en Periodismo multimedia

Justo cuando las salas de redacción habían empezado a descubrir lo que un video de seis segundos de la plataforma Vine podía sumar a sus artículos, Instagram decidió permitir a sus usuarios capturar lo que en comparación parece una eternidad, 15 segundos de video, usando cualquiera de sus 13 filtros diferentes.

Dentro de las 24 horas del anuncio del presidente de Instagram, Kevin Systrom, se subieron al sitio más de 5 millones de videos. El video de Instagram está disponible para los usuarios de iOS y de Android. Eso hubiera sido una ventaja en relación a Vine -que se lanzó en sus inicios solamente para iOS-, pero Vine por fin lanzó una versión para Android hace apenas unas semanas (junto con nuevos recursos).

Facebook + Journalists ya ha creado una lista de maneras en que los periodistas pueden usar la función de video en su cobertura. Por ejemplo, con la opción de ofrecer clips con la historia detrás de las noticias, proyectos colaborativos (crowdsourcing) de videos a través de un hashtag establecido y generando atención sobre los próximos artículos, de manera similar en que los periodistas han utilizado a Vine. (Facebook es dueño de Instagram y Twitter creó Vine.)

Aunque aun es demasiado pronto para saber si las redacciones incorporarán este nuevo recurso, algunas ya han estado experimentando con él. El Washington Post ya ha subido cuatro videos a su feed, capturando tomas de la comunidad local en Washington DC.

National Geographic ha creado un clip de stop-motion que muestra lo que el fotógrafo Michael Yamashita empaca en el bolso de su cámara.

Jacob Trapper de The Lead de CNN empezó el programa con este clip con el filtro Willow y Ann Curry dio una muestra de una escena de una noticia con una toma barrida de 360 grados. Además, estaciones de noticias locales como Abc27News en Harrisburg (Pensilvania) están usando el video de Instagram para anunciar la transmisión nocturna.

Pero todavía estamos esperando que otras redacciones que se han convertido en usuarios habituales de Instagram, como el Chicago Tribune, NBC News y el Wall Street Journal, realicen sus primeros videos en esta plataforma.

En un post sobre lo que el video de Instagram podría significar para el periodismo, Beth Bennett, profesora asistente en la Medill School of Journalism de la Universidad de Northwestern, dijo a ABC News que la nueva funcionalidad de Instagram tiene el potencial de "contar noticias de última hora, sobre todo cuando el público está siguiendo ciertos hashtags de noticias minuto a minuto".

¿Los nuevos micro-videos tendrán el poder de aplastar a ese coloso tradicional que es la cámara de video? No todo el mundo está convencido.

"Requiere mucho más esfuerzo convertir lo cotidiano en espectacular, a pesar de las docenas de filtros, edición de efectos y software suavizante que la nueva función de video de Instagram ofrece", escribió Jenna Wortham del New York Times en este post del Digital Diary.

Mathew Ingram de GigaOm escribió en este post que planea abstenerse de usar el video de Instagram, porque generará aún más material de mala calidad circulando en Internet. "Mientras que seis segundos (el límite para Vine) o quince segundos (el límite para Instagram) puede no parecer mucho, cuando estás intentando navegar y el video es irritante o simplemente de mala calidad, parece una eternidad".

Si piensas que la ventaja de la función de video es lo facilidad de compartir o su efecto de "cine", que estabiliza video inestable, dejando que cualquier persona se sienta como si fuera el próximo Scorsese, es probable que la tendencia de intercambio de videos continue ganando fuerza.

Tal vez es sólo una cuestión de tiempo antes de que el New York Times comparta un video de Instagram en la página principal de su sitio web.

Margaret Looney, asistente editorial para IJNet, escribe reportajes y posts sobre las últimas tendencias, herramientas y recursos periodísticos.

Filtro de Instagram cortesía de ceasedesist en Flick. Licencia Creative Commons. La foto original se puede ver aquí.