Reporteros Policiales: Consejos para Principiantes

作者Bob Eggington
Jan 23, 2011 发表在 Temas especializados

Cubrir temas sobre la delincuencia es una de las tareas periodísticas más complejas. Se requiere integridad, sensibilidad, rigurosidad y conciencia de todo lo que está sucediendo alrededor. En la publicación más reciente de nuestra serie de formación, escrita a petición de un grupo de periodistas de Gambia, Bob Eggington establece las normas básicas del reporteo policial.

A la gente le interesa leer sobre la delincuencia. La sección policial vende periódicos, publicidad y libros. Habla de codicia, violencia, sexo y venganza, las emociones realmente poderosas en el hombre. A veces, la delincuencia refleja aspectos importantes de la sociedad: corrupción, drogas, indigencia, hambre, falta de educación, entre otros. Otras veces es simplemente una buena historia, sin mayores implicaciones. De cualquier manera, es un sector que hay que cubrir apropiadamente. El público así lo espera. A continuación, algunas cosas que hay que recordar al momento de cubrir temas policiales.

1: Todo se construye en base a los fundamentos del buen periodismo

Al cubrir temas policiales, al igual que en otros sectores, lo primero es haber adquirido las habilidades básicas del periodismo. La historia debe ser rigurosa y estar escrita correctamente. Debes manejar hechos y datos que respalden cada frase que escribes. La historia debe ser clara y sin ambigüedades. Debe capturar además el interés de la audiencia.

Debes manejar hechos y datos que respalden cada frase que escribes

2: El éxito se construye sobre la integridad

Su comportamiento personal y profesional debe ser intachable. Usted debe ser sincero, íntegro, confiable e imparcial. Debe ser considerado y compasivo. No abuse del poder o la responsabilidad de su posición. Acepte las críticas cuando sean justificadas. Corrija sus errores. Sea puntual. Entregue su trabajo a tiempo y sea un buen colega.

No abuse del poder o la responsabilidad de su posición

3: Reúna todos los datos

Este es un requisito básico del periodismo, pero quizás cobra especial importancia en los temas policiales. El periodista estadounidense Joseph Pulitzer (el premio Pulitzer lleva su nombre debido a él) estaba muy interesado en la cobertura de temas policiales. Él siempre buscaba que sus reporteros le proporcionaran "detalles, detalles, detalles”. Los lectores quieren saberlo todo acerca de un crimen. ¿Qué tipo de mascara usaban los delincuentes? ¿De qué color era el coche en el que huyeron? ¿Cómo estaba el clima ese día? Mientras más datos, mejor la historia. Así que trabajen duro, sigan buscando, sigan añadiendo datos.

Mientras más datos, mejor la historia

4: Conozca el sector

Un buen reportero policial no se sienta a esperar el próximo asalto a un banco. Para trabajar con eficacia, debe tener excelentes contactos con todos los organismos pertinentes, la policía, organismos gubernamentales, juzgados, encargados de prensa, etc. Cultive estas relaciones. Asegúrese de que ellos tengan sus números de teléfono. Usted necesita una estrecha relación de trabajo, de modo que cuando una gran historia se descubre, sean ellos quienes lo llamen a usted para contársela, en lugar de tener que usted perseguirlos para obtener la información.

Trabaje en su lista de contactos para que esté listo para la siguiente gran historia

5: Tratar con delincuentes

Ser un reportero policial implica conocer a los delincuentes. Esto conlleva peligros evidentes, tanto para su trabajo como para su seguridad personal. Es fundamental que usted sea totalmente claro en su relación con ellos. Nunca oculte el hecho de que usted es un reportero. Lleve siempre su identificación. Tome notas. Dígale a su editor dónde va y con quién se va a reunir. No corra riesgos innecesarios. Por lo general, esta bien ser amigable con los criminales, pero no convertirse en sus amigos. No se comprometa con ningún tipo de obligación con sus contactos criminales. Esto les invita a ellos a intentar corromperlo.

No mantenga una relación muy cercana con los delincuentes

6: Tratamiento de las fuentes

• Fuentes en “On” (registro): Es una buena práctica identificar, en su publicación, sus fuentes de información. Explique quiénes son de manera tal que la audiencia pueda decidir cuánto valor tiene cada información.

• Fuentes “Off the record”: A menudo la mejor información proviene de fuentes que desean permanecer en el anonimato. Debe ser claro con estas fuentes acerca de cómo la información se va a utilizar y debe ser cuidadoso al momento de proteger su anonimato. Esto significa, en el último caso, estar dispuesto a ir a la cárcel antes de revelar la identidad de la fuente.

Siempre proteja sus fuentes

7: Recuerde: guardar datos e información en dispositivos electrónicos es inseguro

La información que guarde en su computador, organizador personal, móvil o cualquier otro dispositivo electrónico es susceptible de ser “detectada” por autoridades, delincuentes o hackers. Nunca guarde información confidencial en un dispositivo electrónico.

Nunca guarde información confidencial en un dispositivo electrónico

8: Mantenga sus manos limpias

Esto debería ser evidente, pero por si acaso: no acepte regalos o favores. No participe en ningún momento ni tolere actividades delictivas. No provoque actividades delictivas. No hable de las actividades criminales de tal manera que anime a otros a participar en ellas. No celebre la delincuencia. No ensalce a los delincuentes ni los convierta en celebridades.

No ensalce a los delincuentes ni los convierta en celebridades

9: No sea sensacionalista

Existe una relación probada entre la forma en que los medios de comunicación cubren los temas policiales y el miedo de la sociedad a la delincuencia. Los actos delictivos ya son lo suficientemente malos. Los reporteros que los hacen parecer peor de lo que son, le hacen un flaco favor a la sociedad. No exagere los peores aspectos de un delito. Informe sobre lo que ha sucedido de forma objetiva y racional.

No exagere los delitos. Informe sobre lo que ha sucedido de forma objetiva

10: Tratar con las víctimas de la delincuencia

Las víctimas son, evidentemente, personas clave en cualquier historia policial. Usted necesita tener acceso a ellos, tratar con ellos con respeto y sensibilidad, recoger su versión de los hechos y publicarla cuidadosamente. Recuerde que estas personas han estado bajo un gran estrés. No lo aumente al tratar con ellos sin cuidado. Recuerde también que sufrir un delito en carne propia es devastador y las víctimas tienen derecho a sentirse angustiadas.

Tratar con sensibilidad a las víctimas

11: Tratamiento de los sospechosos

Recuerde la presunción de que un sospechoso es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad. No es trabajo de los medios de comunicación el procesar o defender, emitir veredictos o sentencias. Deje ese trabajo a los tribunales.

No es trabajo de los medios de comunicación el procesar o defender

12: Manejo ante la solicitud policial de no publicar una historia

En algunas ocasiones, la policía solicitará a los periodistas no publicar una historia. Por lo general, se deberá a que su publicación pueda perjudicar un procedimiento de vigilancia o poner la vida de alguien en peligro. En otras ocasiones, los motivos de la solicitud son menos trascendentes. No es responsabilidad del reportero decidir qué hacer en estos casos. Siempre consulte al editor de su publicación.

No acepte la solicitud de no publicar sin consultar a su editor

13: El gusto y la decencia

Algunos crímenes son tan escalofriantes que es difícil informar sobre ellos sin traspasar los límites del buen gusto. Maneje este tipo de material con cuidado y en relación a la cultura local y a las sensibilidades de la comunidad. Recuerde a las víctimas y sus familias.

No ofenda a su audiencia con publicaciones escalofriantes

14: ¿Tendencia o una sola vez?

Esta es una pregunta a tener en cuenta. ¿Es un crimen en particular parte de algo más amplio que sucede en la sociedad? ¿Plantea una pregunta general acerca de la seguridad pública? ¿Los atracos han aumentado porque el consumo de drogas también lo ha hecho? Si los crímenes con arma blanca han aumentado entre los jóvenes, ¿cuál es la razón detrás de esto? Si todos los coches robados en las últimas semanas pertenecen a una determinada marca, ¿hay alguna asociación de contrabando organizado detrás de esto? Indague si un delito en particular puede asociarse a un contexto general e incluya esta información en su publicación. Y por el contrario, si se trata simplemente de un delito particular, infórmelo como tal.

A veces el contexto es tan importante como el propio delito

Este artículo fue escrito por Bob Eggington, y fue publicado originalmente en Media Helping Media. Fue traducido y publicado por IJNet con permiso. Media Helping Media es un sitio para informarse sobre capacitaciones, que proporciona recursos gratis a los periodistas que trabajan en estados en transición, países post-conflicto y zonas donde la libertad de expresión y de prensa está amenazada.