Una plataforma del Consejo Europeo rastrea las violaciones a la libertad de prensa

porSherry Ricchiardi
Nov 23, 2015 en La seguridad del periodista

 

En abril de 2015, el Consejo Europeo dio un paso sin precedentes al inaugurar una plataforma que rastrea ataques contra periodistas y violaciones a libertad de prensa en sus 47 países miembros. Para mediados de noviembre, 99 alertas provenientes de 25 países habían sido publicadas en el sitio.

Entre los incidentes recientes: un camarógrafo de ABC News fue atacado y detenido por la policía albanesa; la policía antidisturbios de Montenegro lanzó gas lacrimógeno a un grupo de alrededor de 30 periodistas que estaba cubriendo una protesta de la oposición, y dos periodistas turcos fueron encarcelados por “incitar a la rebelión armada”. También hubo casos de amenazas a los medios en Francia, Bélgica y Serbia.

“La evidencia señala que las condiciones para la libertad de prensa han ido empeorando en todo el continente en los últimos años, y han habido destacados pedidos de la Asamblea Parlamentaria del Consejo Europeo para que se gestione un instrumento que asegure la libertad de los medios”, dijo Matjaz Gruden, director de planificación política del Consejo Europeo en una entrevista por email.

A continuación presentamos el diálogo que mantuvimos con Gruden acerca de la red de protección al periodismo del Consejo Europeo, sobre cómo surgió esta iniciativa y qué se espera conseguir con ella.

¿Qué motivó al Consejo Europeo a crear esta plataforma?

La libertad de expresión y la libertad de los medios son el corazón de la identidad del Consejo Europeo, como institución que se centra en los derechos humanos, la ley y la democracia. Proteger a los periodistas es una condición necesaria para que existan medios libres que investiguen el poder. Si bien el Artículo 10 de la Convención Europea de Derechos Humanos garantiza la libertad de expresión, hasta ahora no existía ningún instrumento que contribuyera a la sistemática rendición de cuentas por parte de los Estados miembros.

¿De dónde surge el modelo de la plataforma? ¿Se diseñó especialmente para el Consejo Europeo?

Si bien hay varias organizaciones y plataformas que reúnen información sobre las violaciones a los medios de comunicación en toda Europa, y muchas de ellas son buenas y confiables, la particularidad de nuestro modelo es que le brinda a las organizaciones periodísticas acceso directo en los procesos de la estructura intergubernamental. Estas organizaciones recogen y envían las alertas sobre violaciones a la libertad de prensa en los Estados miembros basándose únicamente en sus propias fuentes, métodos de verificación y criterios de evaluación, sin ningún tipo de "filtro" del Consejo Europeo.

La plataforma se creó en colaboración con prominentes asociaciones europeas de periodistas y ONGs internacionales activas en el campo de la libertad de expresión, como la Federación Europea de Periodistas, la Federación Internacional de periodistas, Article 19, Reporteros sin fronteras, la Asociación de Periodistas Europeos, Index of Censorship y el Comité para la Protección de Periodistas.

¿Ha habido sorpresas en los datos recogidos hasta ahora?

La plataforma nació en abril, de manera que todavía es algo temprano para llegar a conclusiones significativas y definitivas.

Aun así, la primera sorpresa importante es que los problemas de la libertad de prensa están más extendidos geográficamente de lo que creíamos. Han pasado seis meses desde que la plataforma se puso en funcionamiento, y las organizaciones asociadas ya han registrado 99 alertas en 25 países –casi la mitad de los 47 Estados del Consejo Europeo– y la lista sigue creciendo. Los ataques a la integridad física de los periodistas, que son la mayor preocupación, representan cerca de un tercio de las alertas. Estas refieren cada vez más a la cuestión de la protección de la expresión en Internet: interferencias de contenido online, vigilancia masiva, bloqueos de sitios web y de redes sociales.

¿Qué se espera lograr en el largo plazo?

Al facilitar el diálogo entre el Consejo Europeo y los estados miembros, esperamos abordar de manera sistemática muchas de las violaciones que han sido denunciadas... Ha habido resultados alentadores.

Una de las alertas que recibimos en la plataforma (sobre periodistas eslovenos acusados de publicar material de inteligencia) condujo a un diálogo entre el Secretario General y las autoridades eslovenas, lo que contribuyó a retirar los cargos contra los periodistas y a modificar la legislación para descriminalizar la publicación de información cuando lo que prima es el interés público. Tenemos otros buenos ejemplos, notables, con algunas de las alertas en Turquía y Alemania.

La plataforma no tiene los medios para obligar a los Estados miembros a hacer frente a estas amenazas. Tampoco es su propósito. Sin embargo, al poner de relieve los problemas de la libertad de expresión y la libertad de prensa, al hacerlos públicos, difundirlos ampliamente y sistematizarlos, la plataforma contribuye a que estos temas se mantengan en la agenda del Consejo Europeo.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía James St. John.