Periodistas británicos se preparan para segunda semana de huelga

porDana Liebelson
Apr 27, 2011 en Temas especializados

Por segunda semana consecutiva, un equipo editorial británico mantiene el cese de actividades para protestar contra recortes presupuestarios e intentar romper el silencio de la dirección de la empresa implicada.

Nueve periodistas de los diarios North London y Herts, del grupo Tindle Newspapers, se encuentran en huelga desde el pasado 19 de abril, después de que la dirección del conglomerado mediático resolviera reducir personal y ajustar el presupuesto.

Los manifestantes sostienen que estas medidas los han forzado a recurrir a la práctica de reescribir comunicados de prensa como si fueran notas originales.

En este sentido, la IJNet conversó con el editor de crónicas Jonathan Lovett, uno de los organizadores del paro, para conocer cuál ha sido la respuesta de los directivos y el futuro de las medidas adoptadas por los trabajadores.

IJNet: ¿Cuál ha sido hasta ahora la reacción de la dirección del grupo?

Jonathan Lovett: La directora local, Alison Cruse, hasta el momento no se ha pronunciado. Tampoco lo ha hecho el dueño, Sir Ray Tindle. Creo que esto seguirá igual hasta después de que terminemos el paro. Luego, espero que podamos sentarnos nuevamente a negociar y que ellos nos ofrezcan algo para suspender estas medidas de fuerza. Antes de la huelga, la gerencia no nos concedió nada de lo que estuvimos pidiendo durante un año.

IJNet: ¿Qué tipo de atención ha recibido el paro?

JL: Tuvimos una excelente primer semana, con muestras de apoyo en todo el país, una movilización masiva el miércoles pasado y mucha cobertura mediática, incluyendo una entrevista en vivo para la BBC.

IJNet: ¿Qué planes tienen para la segunda semana?

JL: Tenemos la intención de extender las protestas a zonas en las cuales todavía no hemos tenido la posibilidad de movilizarnos, especialmente los suburbios de Barnet y Haringey.

Contamos con diarios en ambos lugares y vamos a manifestarnos en puntos estratégicos. Vamos a repartir folletos, hablar con la gente y, en términos generales, intentar generar conciencia sobre lo que está sucediendo con los diarios locales en esas comunidades.

Fotografía de Anne-Marie Sanderson.