Los ataques digitales: un nuevo desafío para los periodistas colombianos

porJorge Luis Sierra
Sep 30, 2015 en La seguridad del periodista
keyboard-keybutton

Colombia solía ser el país más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, con decenas de reporteros asesinados y amenazados durante cuatro décadas de conflicto armado entre el gobierno y fuerzas rebeldes y paramilitares.

Pero eso ya no parece ser la situación de ahora: hoy los ataques cibernéticos son considerados como la amenaza más importante para los periodistas colombianos, quienes están ingresando plenamente en la era digital. Según un estudio reciente realizado por Consejo de Redacción, una organización sin fines de lucro que promueve el periodismo de investigación, hay alrededor de 750 medios digitales en Colombia.

La Fundación para la Libertad de Expresión (FLIP, por su sigla en inglés) informó que hubo seis grandes ciberataques contra medios online en 2014. También denunció 15 incidentes de falsas cuentas de redes sociales para difamar a periodistas. En ese año además se atacaron cuentas de Whatssap, de mensajería y de correo electrónico.

Acá te presentamos algunos ejemplos de ataques:

  • El semanario de investigación Semana reveló en febrero de 2014 que una operación gubernamental secreta llamada Operación Andrómeda estaba contratando jóvenes hackers para descifrar las contraseñas de periodistas y activistas, y así permitir a oficiales militares de inteligencia entrar a sus cuentas. El ejército colombiano realizó una investigación y despidió a 25 oficiales, pero esto no disipó la preocupación por este tipo de ataques, que están en aumento.
  • El periodista Javier Osuna denunció que el 22 de agosto de 2014 atacantes desconocidos irrumpieron en su casa de Bogotá y provocaron un incendio para destruir su computadora de escritorio y una laptop con información recabada durante 18 meses de investigación. Osuna había entrevistado a víctimas de bandas criminales formadas por ex paramilitares en Cúcuta, una ciudad situada en Santander, uno de los estados afectados por décadas de violencia paramilitar.
  • El 2 de septiembre de 2014, Amalfi Rosales, periodista de El Heraldo que había escrito sobre la relación entre funcionarios de gobierno y grupos paramilitares, sobrevivió a un ataque armado en su casa de Barranquilla. Había recibido amenazas de muerte a través de mensajes de SMS enviados al teléfono móvil de su esposo. Después del ataque, ella abandonó su hogar.

Con esta información en mente, visité Colombia y organicé un sistema de evaluación del riesgo y sesiones de entrenamiento para cinco medios digitales, con el apoyo de dos socios principales: Consejo de Redacción y Connectas, una organización regional sin fines de lucro asociada al Centro Internacional para Periodistas (ICFJ, por su sigla en inglés) en la Iniciativa para el Periodismo de Investigación en las Américas.

Entre los medios que visité en Popayán, Villavicencio, Valledupar y Bogotá, se encuentran:

El primer paso fue usar Salama, una aplicación que desarrollé para realizar una evaluación de riesgo para los periodistas, los medios de comunicación digitales y las organizaciones de desarrollo de medios.

Lo que descubrí fue tan esperanzador como preocupante. Los medios colombianos hoy están entrando de lleno en la era digital, pero lo hacen sin los conocimientos para manejar las herramientas de seguridad digital.

La evaluación de riesgo demostró que el 80% de los periodistas no tenían conocimientos sobre métodos de encriptación y la mitad de ellos tenían poca o ninguna consciencia acerca del desarrollo de contraseñas fuertes para proteger sus cuentas digitales. El siguiente cuadro, desarrollado utilizando Salama, brinda una imagen más completa del problema:

La mayoría de los reporteros con los que trabajé en Colombia son jóvenes, entienden el mundo digital y han aprendido nuevas habilidades en seguridad online muy rápidamente. Otros son periodistas de investigación experimentados que están creando nuevos medios digitales.

Mientras sigan investigando a nuevas organizaciones criminales, a esquemas de fraude y de corrupción a nivel local, y mientras continúen vigilando la desmovilización paramilitar y el proceso de restitución de tierras en el país, contar con un verdadero dominio de las herramientas de seguridad digital les será una verdadera necesidad.

Imagen principal con licencia Creative Commons en Flickr, vía nikcname.