La periodista del mes: Nicole Froio

porJessica Weiss
Nov 19, 2014 en Periodista del mes

Todos los meses IJNet presenta a un periodista internacional que realza los valores de la profesión y ha usado nuestro sitio web para avanzar en su carrera. Si deseas ser entrevistado, envía aquí una breve reseña biográfica y un párrafo sobre cómo has utilizado los recursos de IJNet.

Este mes presentamos a la periodista freelance y editora brasilera Nicole Froio, quien vive en Río de Janeiro y estudió periodismo en la Universidad de Sheffield, Reino Unido. Froio escribe sobre derechos humanos y se especializa en temas relacionados con el feminismo y las políticas de género.

También trabaja en RioOnWatch, un sitio web comunitario dirigido por la organización sin fines de lucro Catalytic Communities, cuyo objetivo es amplificar las voces de quienes viven en las favelas de Río de Janeiro. Allí escribe, edita e incluso encarga trabajos para el sitio.

La gente de las comunidades olvidadas de todo el mundo rara vez tiene la voz para decir lo que realmente piensa", dijo Froio. "Trabajar en periodismo comunitario es increíble, porque te demuestra que todo el mundo tiene algo para decir y que hay muchísimas cosas, tanto buenas como malas, que nunca reciben cobertura".

¿De qué forma te ha ayudado IJNet?

IJNet me ha ayudado a encontrar cursos de extensión online que me han convertido en una mejor profesional. Tomé un curso de periodismo de datos anunciado hace unos meses en IJNet que me permitió adquirir algunos conocimientos importantes que ahora aplico todos los días. A través del sitio siempre encuentro becas a las que planeo postularme algún día para avanzar en mi trabajo y en mi educación. Hay todo tipo de oportunidades allí, así que reviso el sitio todo el tiempo.

¿Qué es lo que te ha hecho sentir más orgullosa en tu carrera como periodista hasta el momento?

No hay un reportaje en particular que me enorgullezca, pero sí el hecho de que he logrado comprender el poder de las palabras. Es fácil dedicarse simplemente a cubrir hechos y no pensar en cuál es tu deber cívico como escritor. Estoy orgullosa de intentar ser una escritora y editora con conciencia.

Cuéntanos sobre tu trabajo realizando coberturas relacionadas con los derechos de las mujeres.

Los periodistas tienen un poder increíble. Determinan la agenda y definen el lenguaje que se utiliza. ¿Lo que estás cubriendo es sexista o racista? ¿La forma en que lo cubres es estigmatizante? ¿Qué historias deberían ser difundidas para que puedan estimular el cambio? ¿Quién necesita una voz?

En términos específicos de los derechos de las mujeres, siento que los medios definitivamente tienen que jugar un papel en desafiar y eventualmente destruir el patriarcado. Si más periodistas lucharan contra los roles sexistas retratados frecuentemente en el periodismo, habría menos titulares como, por ejemplo, "Madre de tres dirigirá la BBC”.

Mi trabajo para cambiar las perspectivas esta centrado actualmente en las mujeres brasileñas. Durante la Copa del Mundo me di cuenta de que una gran cantidad de extranjeros no trataba a las mujeres brasileñas con respeto. A mí también me acosaron extranjeros por la calle algunas veces, incluso en entornos profesionales. Las mujeres brasileñas son vistas como exóticas y sexuales. Esto es algo que tiene que cambiar. Creé un proyecto llamado Más allá del Sexo y el Sol, que tiene como objetivo retratar a las mujeres brasileñas más allá de lo exclusivamente sexual, sino como las personas que realmente son, con todas sus complejidades que merecen ser respetadas.

Con este proyecto estoy intentando cambiar la narrativa que existe sobre las mujeres brasileñas, mostrando que son mucho más que objetos sexuales. También estoy tratando de dejar al descubierto la sociedad sexista que nos oprime. Espero sacar estos temas a la luz, mientras simultáneamente trabajo para humanizar a las mujeres de mi país.

¿Qué consejo le darías a quienes aspiran a ser periodistas?

No tengas miedo de tener conciencia social y preocuparte por las cosas. Y sé persistente: esa es la marca de un buen periodista.

Imagen cortesía de Nicole Froio.