Encontrando joyas ocultas en la base de datos de periodismo encubierto de la Universidad de Nueva York

por Nicole Martinelli
Aug 13, 2012 en Periodismo de investigación

Si eres un periodista en busca de inspiración o de datos para una noticia de investigación, o si eres un investigador en comunicación cansado de examinar microfilms, te recomiendo visitar la base de datos de periodismo investigativo de la Universidad de Nueva York.

La Universidad de Nueva York recientemente lanzó una base de datos históricos de periodismo encubierto que data de los años 1800, un historial vital de escándalos en los Estados Unidos.

El proyecto fue realizado por la profesora Brooke Kroeger del Instituto de Periodismo Arthur L. Carter de NYU (Arthur L. Carter Journalism Institute) en coordinación con la División de Bibliotecas de la Universidad. El lanzamiento del sitio web coincide con el libro de Kroeger “Undercover Reporting: The Truth about Deception” ("Periodismo Encubierto: La verdad sobre el engaño").

Un buen lugar para empezar a examinar la colección es con Nellie Bly, el seudónimo de la periodista pionera americana Elizabeth Jane Cochrane. Su trabajo innovador incluye haberse infiltrado de encubierto en un manicomio en 1887, una historia fascinante de la que puedes leer más en detalle o descargarla del sitio y leerla en PDF.

Se pueden buscar datos en la base por escritor, publicación, tema o táctica de infiltración, incluyendo las infiltraciones a cárceles, el seguimiento de migrantes y la suplantación de identidad. La base de datos también desentierra artículos no firmados y los empareja con los escritores responsables de ellos, una bendición para investigadores.

Algunas cosas que vale la pena destacar: el diseño escueto del sitio puede ser difícil de navegar (hay pocas diferencias visuales entre las etiquetas y los enlaces, por ejemplo, y algunos de los grupos de temas similares son más confusos que útiles. Algunos de los artículos más antiguos descargados en PDF resultaron un poco difíciles de leer, aunque podrían ser mucho mejor una vez impresos.

Los periodistas en busca de inspiración la encontrarán aquí: desde una periodista haciéndose pasar por una abuela que desenmascaró un fraude médico a la investigación ganadora del premio Pulitzer sobre el embotellamiento del tráfico aéreo.

“Mucho de este material ha sido enterrado en microfilm en bibliotecas individuales y por lo tanto era muy difícil de recuperar”, dijo Kroeger. “La mayoría de los archivos digitales de periódicos no se remontan más allá de los años 1980 y 1990 e, incluso si lo hacen, es difícil realizar búsquedas sin los detalles exactos del trabajo que estás buscando”.

Imagen: Morguefile.