El sitio cultural ProDaVinci prospera en la represiva Venezuela

porJames Breiner
Jan 22, 2015 en El negocio del periodismo

Ángel Alayón es economista en una de las economías más enloquecidas del mundo, Venezuela, donde la inflación supera el 60% anual. Se trata de un país inundado de petróleo pero con una escasez crónica de leche.

Alayón es periodista en un país cuyo gobierno ha venido censurado a sus enemigos, ya sea comprando sus medios y convirtiéndolos en portavoces propios o recortando el suministro de papel de periódico.

A eso se suma que solo el 41% de la población usa Internet, así que Alayón está acostumbrado a los desafíos. Quizás eso explica por qué no se intimidó a la hora de probar con el concepto poco sexy del periodismo de ideas en un sitio web: ProDaVinci

Con un personal de solo tres periodistas de tiempo completo, ProDaVinci ha conseguido un tráfico mensual en promedio de 1,5 millones de páginas vistas a través de artículos sobre arte, literatura, ciencia, tecnología y política.

Sus números de diciembre según Google Analytics fueron:

  • 1,6 millones de páginas vistas
  • 852.000 de usuarios
  • 1:22 tiempo promedio de sesión
  • 84% tasa de rebote
  • 49.9% de nuevos usuarios

“No competimos con sitios de noticias”, me dijo Alayón en una entrevista realizada en México D.F., donde se encontraba dictando un taller. “Nuestros 50 colaboradores, que son expertos en sus campos, responden rápidamente a las noticias que se producen y ofrecen un análisis de sus implicancias y consecuencias futuras”.

La lista de colaboradores del sitio incluye a profesores y expertos en arquitectura, economía, literatura, políticas públicas, cultura y muchos otros temas.

Desde el punto de vista de los negocios, probablemente el aspecto más importante sea que el 15% de los usuarios vuelve a sitio más de nueve veces al mes. Son, en otras palabras, usuarios leales. Y el 7% vuelve más de 25 veces al mes.

El negocio

El volumen del tráfico ha comenzado a atraer avisos provenientes de agentes de medios, lo que ha permitido que el sitio continúe expandiéndose gradualmente.

El gasto más grande es el de los tres periodistas de tiempo completo. El modelo de negocio ha implicado "mantener costos fijos muy bajos para poder hacer sostenible el proyecto y expandirlo solo si el crecimiento de los ingresos lo permite", dijo Alayón, quien no quiso dar cifras exactas. Todas las ganancias se reinvierten.

Alayón gana un salario mensual como director del sitio, pero la mayor parte de sus ingresos personales provienen de su trabajo como profesor y consultor. A ProDaVinci le dedica cerca de tres horas diarias. Hace un año sumó a un socio: el escritor venezolano Oscar Marcano.

Periodismo de ideas

Alayón comenzó escribiendo un blog hace cinco años y lo convirtió en una revista online hace dos años y medio. Lo conocí en 2011, cuando fue uno de los 10 participantes de un curso online de periodismo emprendedor que coordiné para la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

Desde el principio, su idea era crear un periodismo más profundo que el que veía a su alrededor, aunque eso significara menos tráfico. "No puedes vivir bajo la tiranía del tráfico", declaró. “Ser parte del debate público es más importante que el número de clics".

El gran desafío para cualquier medio online, dijo, es lograr atraer a parte de la fragmentada audiencia digital. Todos los medios y las redes sociales están compitiendo por la atención de la gente. Pero para él es menos importante que un artículo reciba 100.000 clics a que obtenga apenas 1.000, pero llegue a la gente que tiene el poder de tomar decisiones políticas y conducir cambios.

Es fácil obtener un montón de clics con historias de contenido sexual y escándalos de la farándula, dijo. Pero lo que realmente le gusta es escuchar que un artículo de ProDaVinci fue tema de discusión durante el almuerzo o en alguna reunión.

Censura en Venezuela

Otro desafío es evitar la pesada mano del gobierno del presidente Nicolás Maduro, cuyas políticas socialistas han perdido popularidad debido a la altísima inflación y a la escasez crónica de productos básicos. La caída del precio del petróleo ha golpeado duro al gobierno, ya que buena parte del presupuesto nacional depende de su exportación.

Para Alayón el camino seguro no es el de la autocensura sino el de los altos estándares éticos: no atacar a personas ni instituciones pero sí discutir ideas. En los temas controvertidos él y su equipo le prestan especial atención a la verificación de hechos y números. No se permiten opiniones que no estén sólidamente respaldadas.

Alayón, de 42 años, tiene una licenciatura de la Universidad Santa María de Caracas y un máster de la Universidad de Chicago, donde se especializó en economía aplicada. Aunque Chicago es una ciudad famosa por formar a economistas conservadores, la escritura de Alayón no sigue necesariamente esa línea.

La audiencia se vuelve social y móvil

Alayón se preocupa todos los días por atraer potenciales interesados y mantener el tráfico de su sitio. La audiencia de Internet ha cambiado drásticamente en solo un año. La mitad del tráfico proviene ahora de dispositivos móviles, por lo que está planeando hacer una inversión para crear una versión móvil del contenido de ProDaVinci.

El otro gran desafío es que dos tercios del tráfico ahora provienen de las redes sociales, y la mitad de esos dos tercios llega desde Facebook. Cuando Facebook ajusta su algoritmo, todos los sitios web lo sienten.

“La cuestión es la misma tanto en las redes sociales como en todo el ecosistema de los medios digitales: la reputación”, dice. “La meta es que la gente sepa que tu contenido ha sido creado cuidadosamente e investigado de forma responsable. Y además no debe aburrir”.

Alayón quiere que todas las personas que entren a ProDaVinci –incluso aquellas que solo entran una o dos veces al mes para leer a un autor en particular– sientan que el trabajo está bien elaborado y editado.

ProDaVinci es también la más importante estación de radio no musical del país, con programas de entrevistas de una hora de duración dos veces por semana. También produce un programa de entrevistas en video de 15 minutos de duración que se emite dos veces al mes y ya consiguió un sponsor.

Alayón compara la labor de atraer y mantener la audiencia con el secreto de llevar adelante un matrimonio exitoso. Para eso, cita al escritor Gabriel García Márquez, ganador del Premio Nobel, que dijo que hay que levantarse cada mañana con el objetivo de ganarte el amor de tu esposa, como si fuese la primera vez.

Mira el video completo de la entrevista a Alayón.

Este post fue publicado originalmente en el blog de James Breiner, News Entrepreneurs, y es reproducido en IJNet con permiso.

Imagen principal con licencia Creative Commons en Flickr, vía Gabriel S. Delgado C.