Contra los mitos y las conspiraciones alrededor del COVID-19

porJerri Eddings
Apr 10, 2020 en Cobertura del coronavirus
Face mask and thermometer

El presente artículo es parte de nuestra serie sobre el coronavirus. Entra aquí para leer más.

Como parte del Global Health Crisis Reporting Forum, un proyecto junto a nuestra organización matriz, el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ), hablamos con Syed Nazakat, premiado periodista indio y fundador de Health Analytics Asia, y con el Dr. Ahmed Firdaus, oficial médico de salud pública del Ministerio de Salud de Malasia y fundador de Medical Mythbusters Malaysia. La discusión fue moderada por Sharon Moshavi, vicepresidenta senior de nuevas iniciativas de ICFJ.

Los periodistas deben estar atentos a la información falsa que circula sobre vacunas y tratamientos para el COVID-19, porque engañar al público puede provocar literalmente la muerte, dicen los dos expertos en fact-checking que trabajan para desacreditar mitos alrededor de la salud en Asia.

Ambos trabajan en First Check, un proyecto colaborativo panasiático de Health Analytics Asia, una premiada a plataforma de datos que reúne a periodistas, médicos y tecnólogos para identificar y combatir desinformación médica, rumores y afirmaciones no científicas sobre el coronavirus.

 

 

Durante el panel virtual para periodistas del ICFJ Global Health Crisis Reporting Forum, Syed Nazakat y Ahmed Firdaus contaron que en todo el mundo hay una gran proliferación de desinformación sobre el virus, en especial sobre posibles curas. "Lo que estamos viendo en la India y en otros lugares es una ola de información falsa sin precedentes", dijo Nazakat.

Agregó que casi el 80% de la desinformación tiene que ver con tratamientos para la enfermedad. "Hay mitos y teorías conspirativas, y gente muriendo a causa de ellos. Casi 200 personas murieron después de consumir alcohol porque creyeron en los rumores de que el alcohol puede tratar o curar la enfermedad".

[Lee más: Cómo cubrir el cambio climático durante la pandemia]

Firdaus dijo que el problema se ve exacerbado por la falta de información gubernamental en algunos países. "Hay desinformación cuando no hay información", dijo, y señaló que las noticias falsas logran cundir el pánico. "Las personas acuden innecesariamente a la clínica cuando lo mejor que pueden hacer es quedarse en casa si están sanas".

A continuación, otros puntos clave de la discusión.

Sobre las apps de mensajería cerrada para difundir desinformación

Nazakat: “Una gran cantidad de mitos circulan por WhatsApp, y el problema de WhatsApp es que es un grupo cerrado. Cada familia tiene un grupo. Eso hace que sea difícil combatir la desinformación que circula allí".

Sobre los antivacunas

Firdaus señaló que los grupos antivacunas "tienen numerosos seguidores que creen a ciegas en todo lo que dicen". Esos grupos, por ejemplo, sostienen que el COVID-19 es un engaño, que las personas deberían tomar grandes cantidades de vitaminas, o que deberían salir y contraer la infección para desarrollar inmunidad.

[Lee más: Qué hay que entender a la hora de cubrir la pandemia de COVID-19]

Sobre las teorías conspirativas alrededor del virus

Nazakat señaló que han surgido conspiraciones diversas; algunas culpan a la CIA por llevar el virus a China, otras culpan a China por desatar el virus en el mundo.

Firdaus contó que la religión se ha visto involucrada: "En Australia dicen que la enfermedad está en la agenda islámica. En Malasia, dicen que se trata de una agenda de cristianos y judíos".

Sobre los estudios académicos

Firdaus pidió a los periodistas desconfiar de los estudios falsos sobre COVID-19 y asegurarse de que los estudios a citar hayan sido publicados en revistas acreditadas con referato. “Las revistas científicas son muy difíciles de entender a veces. Les aconsejo que se comuniquen con expertos para interpretar los datos. Hablar con médicos de enfermedades infecciosas, por ejemplo, en lugar de con médicos generales".

Sobre la importancia de colaborar con expertos en salud

Nazakat dijo que los médicos son una parte crucial de la desacreditación de rumores y mitos sobre el  COVID-19. "Los periodistas pueden hacer verificaciones, pero se necesitan médicos a bordo".

Algunas herramientas de verificación al alcance de todos:


Este seminario online fue organizado como parte del Global Health Crisis Reporting Forum de ICFJ e IJNet, que ayuda a periodistas en la cobertura del nuevo coronavirus, al conectarlos con expertos, recursos y otros insumos para su trabajo. Los materiales del Foro están en español e inglés. Conoce más y únete a él a través de su grupo de Facebook. 

Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash, vía Annie Spratt.