Bellingcat: un sitio que busca enseñarle a la gente a verificar información online

porJessica Weiss
Sep 17 en Miscellaneous

Muchos de quienes vieron las imágenes del video del asesinato del periodista estadounidense James Foley en agosto apreciaron que el escenario de fondo de la filmación parecía un paisaje desértico. Pero el británico Eliot Higgins, fundador del sitio online de periodismo Bellingcat, dio con pistas que merecen ser reveladas y analizadas.

A fines de agosto, Higgins publicó un profundo análisis sobre la ubicación del video, y fijó el lugar de los hechos en un punto de las colinas de Raqqa: un bastión del Estado Islámico en el centro Norte de Siria. Aunque todavía no se ha confirmado que la ubicación sea correcta, el proceso deslumbró a más de un admirador en las redes sociales.

“Un impresionante trabajo de detective digital”, escribió Patrick Meier en Twitter. “Periodismo de investigación asombrosamente agudo”, opinó Michael Dwyer.

Que Higgins no fuese previamente un periodista, que no hablase árabe y que no tuviese un conocimiento especial ni experiencia formal de esta tecnología, demuestra el poder que tienen las herramientas de código abierto en la era digital. Él usa material de acceso público como fotos online, videos, herramientas y actualizaciones de redes sociales para reunir información y verificar detalles que los medios pueden pasar por alto.

En 2012, cuando Higgins comenzó a seguir la guerra civil de Siria, era simplemente un trabajador administrativo y financiero desempleado que se encargaba del cuidado de su hijo en su casa, según reveló un perfil sobre él que publicó The New Yorker en 2013. Su blog Brown Moses, llamado así por una canción de Frank Zappa, comenzó como un esfuerzo por darle sentido a la gran cantidad de información que se publicaba online relacionada con el conflicto sirio. Al principio era una colección ecléctica de videos; desde explosiones hasta protestas callejeras. Luego comenzó a profundizar en los contenidos, haciendo preguntas, buscando fuentes online y consultando al público cuando no podía entender por su cuenta los sucesos. Su audiencia comenzó a crecer y, en poco tiempo, Higgins comenzó a ser mencionado como un experto por la CNN y por los principales periódicos de todo el mundo. El perfil de ocho páginas que le dedicó The New Yorker lo describió como “tal vez el mayor experto en las municiones utilizadas durante la guerra [en Siria]”.

Según el sitio independiente australiano de noticias The Conversation, “dos factores superpuestos han influido particularmente en el desarrollo de la inteligencia de fuente abierta”: la explosión de las redes sociales y el surgimiento de los grandes volúmenes de datos. Ambos elementos se expresan claramente en el trabajo de Higgins.

De acuerdo con algunas estimaciones, actualmente existen cerca de 1.200 exabytes de datos en el mundo, 90% de los cuales fueron creados solo en los últimos dos años. Además, más de 100 horas de video son subidas a YouTube por minuto.

“Esta sociedad en red ha traído consigo nuevas oportunidades y nuevos enfoques analíticos”, asegura The Conversation. “Desde la vigilancia policial cotidiana hasta el contraterrorismo y las guerras civiles, la información que se obtiene por fuentes abiertas puede brindar un conocimiento acerca de los acontecimientos mundiales como nunca se ha visto antes”.

Pero eso no significa que descifrar y explicar la información sea sencillo. Y por eso es que el nuevo emprendimiento de Higgins lanzado en julio pasado, Bellingcat, se dedica a enseñar a otros cómo hacer lo que él hace. “[Hecho] Por y para los periodistas de investigación”, el proyecto convoca periodistas ciudadanos para utilizar información de fuente abierta a la hora de informar, además de ofrecer tutoriales sobre las mejores maneras de hacerlo.

“Los objetivos centrales del sitio no implican únicamente mostrarle a la gente qué herramientas y técnicas están disponibles para investigar utilizando información de fuente abierta. También se busca conectar e involucrar a las personas con las investigaciones”, dice un post del sitio de Bellingcat que explica cómo utilizar la herramienta Checkdesk.

Bellingcat también incluirá entrevistas con diseñadores de tecnologías para que las personas puedan aprender directamente de los desarrolladores, informó VICE.

Como periodista ciudadano, Higgins recurrió a Kickstarter para financiar Bellingcat. En agosto el proyecto superó la meta de recaudación de GBP47.000 (US$75.700) y obtuvo alrededor de US$82.000, que cubrirán los costos básicos del emprendimiento.

Jessica Weiss es una periodista freelance radicada en Bogotá.

_Imagen con licencia de Creative Commons, cortesía de _AlanCurran, en Flickr._