Accionista mayoritario de radio Eco de Moscú despide a un conductor debido a un tweet

porAshley Nguyen
Nov 24, 2014 en El negocio del periodismo

Luego de detectar un aumento del tráfico en el sitio en ruso de IJNet gracias a un post sobre cómo los tweets pueden dejarte sin trabajo, nos preguntamos a qué se había debido ese resultado. Para explicar la situación, nuestro editor del sitio en ruso nos mostró esta noticia, que apareció en The Daily Beast el viernes pasado.

Alexander Plyushchev, un conductor popular y respetado de la radio independiente Eco de Moscú, fue despedido.

¿Por qué? Oficialmente por un tweet ‘insensible’ de Plyushchev acerca de la muerte accidental del hijo mayor de Sergei Ivanov, jefe de gabinete de Putin. Plyushchev pidió disculpas más tarde y borró el tweet. Pero el editor en jefe de Eco, Alexei Venediktov, le dijo a The Daily Beast en una entrevista exclusiva que vio el hecho como un incidente clave en la ‘guerra a largo plazo’ que el Kremlin viene librando contra la radio.

Plyushchev no fue despedido por Venediktov, su editor en jefe, sino por Gazprom-Media, el accionista mayoritario de Eco. (Gazprom, una compañía de gas, fue privatizada y convertida en una sociedad anónima en 1998, pero hoy el 50% de sus acciones todavía son propiedad del gobierno ruso).

Como medio de comunicación independiente en Rusia, Eco es a menudo un blanco de aquellos que no aprueban la manera en que cubre las noticias. Tanto es así que su editor ha recibido varias amenazas de muerte. El despido de Plyushchev es también otra señal de que Eco podría dejar de existir en el corto plazo si el Kremlin continúa esta ofensiva contra los medios no estatales.

A pesar de las hostilidades contra Eco, esta emisora es todavía muy querida en Rusia. The Daily Beast la comparó con lo que significa NPR para los estadounidenses o la BBC para los británicos:

Para los millones de rusos que escuchan Eco, tanto en la radio como en Internet, la idea de una vida sin este medio es impensable. Los moscovitas llaman a su emisora favorita 'Ukho Moskvy' ('El oído de Moscú') y la ven como una institución, como una brújula para la sociedad. Eco ha documentado todo tipo de situaciones que se vivieron en la era post Perestroika: guerras, conflictos, escándalos y protestas. 'Durante nuestras peores crisis los políticos siempre nos apoyaron, ya que saben que si todas las puertas se les cierran, si son chantajeados o desacreditados, Eco siempre les dará la oportunidad de hablar, porque nuestro principio es no participar en ninguna guerra mediática ni política', dijo la locutora Olga Bychkova a The Daily Beast.

Sea cual sea el destino de Eco, las noticias en Rusia serán menos variadas cuando una ley firmada por el presidente Vladimir Putin entre en vigencia. La ley exige que “los medios de comunicación rusos con propietarios extranjeros reduzcan la participación no rusa al 20% para fines de 2016”.

Debido a esa ley, The Atlantic informó que CNN ya no transmitirá dentro de Rusia. Su oficina en Moscú, que informa sobre temas de Rusia y es emitida por CNN en el extranjero, permanecerá abierta.

Vía The Daily Beast y The Atlantic

Imagen principal con licencia Creative Commons en Flickr, vía Vladimir Varfolomeev.

Este post apareció originalmente en el sitio de IJNet en Tumblr. Puedes seguirnos aquí.