Content supported by

Redacciones locales de Las Cruces, Nuevo México, colaboran en una investigación a gran escala

porTaylor MulcaheyJan 09 en Collaborative Journalism
Las Cruces

En la ciudad de Las Cruces, Nuevo México — a unos 60 kilómetros al norte de la frontera con México — el tamaño del staff de las redacciones se está reduciendo a solo una fracción de lo que era hace 10 años, siguiendo la tendencia nacional de desaparición de coberturas locales. Sin tiempo ni recursos, es todo lo que pueden hacer para mantenerse al día con las demandas diarias del ciclo de noticias. Los proyectos e investigaciones a largo plazo y en profundidad se han convertido en fantasías anheladas por audiencias fieles que vieron cómo cambiaban las capacidades de las redacciones.

La pequeña cohorte de periodistas de la ciudad se conoce bien, y mientras más observan el cambiante entorno de los medios, más se dan cuenta de que la única forma de llevar a cabo grandes proyectos periodísticos es trabajando juntos.

"Ya no tenemos suficientes periodistas como para competir entre nosotros", dice Heath Haussamen, fundador del sitio web independiente NMPolitics.net.

Después de una carrera en periódicos impresos, Haussamen trabajó en el sitio durante seis años antes de dejarlo para fundar una organización sin fines de lucro— New Mexico In-Depth — con el objetivo de desarrollar proyectos de investigación a largo plazo. Pero este nuevo tampoco le permitió a Haussamen encarar investigaciones importantes.

De modo que volvió a su publicación en línea y comenzó a buscar colaboraciones para llenar lo que consideraba un vacío en el periodismo de largo aliento. Contribuyó con State of Change, un proyecto colaborativo de Nuevo México, financiado por la Red de Periodismo de Soluciones, que concluyó justo cuando estaba desarrollando una nueva idea: investigar el sistema de salud del comportamiento en su comunidad.

Haussamen formó un equipo con miembros de la estación KRWG y del periódico Las Cruces Sun-News. Juntos, producirían una colaboración de 11 meses con ayuda de un subsidio del Fondo para el Periodismo de Investigación (FIJ).

Desarrollar una colaboración

Haussamen se puso en contacto con Lucas Peerman, entonces director de noticias de Las Cruces Sun-News, para preguntarle si sus periodistas querrían contribuir con la historia. Tanto Diana Alba como Carlos López se unieron al equipo.

Peerman aceptó darles algunas horas para trabajar en el proyecto colaborativo, y Haussamen les pagó por ese tiempo adicional. Robin Zielinski, fotógrafa y camarógrafa de Las Cruces Sun-News, también contribuyó; su trabajo fue pagado en su totalidad ya que no podía ceder horas laborales.

Peerman había trabajado con Haussamen en el pasado cuando sus reporteros contribuyeron a otra pieza periodística. "Habíamos establecido una conexión en la que ambos nos sentíamos cómodos trabajando unos con otros", dice, explicando que el anterior trabajo compartido hizo mucho más fácil acordar una nueva colaboración.

Anthony Moreno, director de noticias de KRWG, también tenía experiencia previa trabajando con Haussamen y se sumó con entusiasmo al proyecto.

Haussamen tomó las riendas solicitando financiamiento, y dichas solicitudes lo ayudaron a pensar en la logística y en un plan claro. Recibieron US$5.000 de parte de FIJ a principios de 2017 y se pusieron en marcha.

Durante esta etapa de planificación y para evitar problemas en el futuro, hablaron sobre el tiempo que le dedicarían al proyecto, el pago y lo que cubriría cada miembro del equipo.

"No hubo peleas acerca de quién iba a cubrir qué. Repasamos lo que cada uno de nosotros quería cubrir o lo que nos parecía interesante, y Heath nos guió”, cuenta Moreno.

Manejar el volumen de trabajo

Si bien una planificación adecuada ayuda a que la colaboración funcione sin problemas, no te protegerá completamente de los desafíos que pudieran aparecer en el camino.

En medio de esta colaboración, tanto Sun-News como KRWG experimentaron despidos, y los periodistas que estaban trabajando en la historia colaborativa tuvieron que asumir esa carga laboral.

Peerman recuerda una instancia en la que un periodista estaba cerca de un punto de quiebre, abrumado de trabajo por los encargos dobles de Haussamen y Peerman. Peerman culpa de esta situación a la falta de comunicación entre los editores.

"Comunícate, comunícate, comunícate", aconseja Peerman. "Sobre-comunica". Es importante que el jefe regular de los periodistas conozca la carga de trabajo que implica la colaboración y viceversa, especialmente porque ésta cambia semana a semana o mes a mes.

Debido a que en este caso todos los colaboradores estaban ubicados en la misma ciudad, pudieron reunirse cara a cara con bastante facilidad. Sin embargo, después de las reuniones preliminares de planificación casi no volvieron a juntarse. En cambio confiaron en herramientas comunes como Slack –una plataforma de mensajería en línea– y correo electrónico para mantenerse en contacto. En ocasiones también se encontraban sobre el terreno.

"A veces todos entrevistábamos a una misma persona al mismo tiempo", cuenta Moreno. Aunque no fue muy sencillo, explica, también le dio una perspectiva única sobre cómo trabajan otros periodistas.

Una pieza fundamental de la colaboración fue el papel que desempeñó Haussamen como editor y coordinador. Estaba a cargo de hacer un seguimiento del tiempo invertido, de los pagos y de mantener todo en el buen camino, incluso en medio de un ciclo de noticias vertiginoso.

Publicar contenido colaborativo

"Cuando los artículos estuvieron listos, Haussamen me los envió para leerlos antes de publicarlos", cuenta Peerman al hablar del proceso editorial. “Tenía algunas preguntas sobre algunas cosas, y pudimos volver sobre nuestros pasos y hacer algunas reescrituras. Es importante tener en cuenta que la reescritura puede llevar un par de semanas o meses”.

El equipo había acordado desde el principio compartir todo el contenido. Una vez concluidos los artículos, se publicaron en las tres plataformas: NMPolitics.net, Sun-News y KRWG.

"He visto algunas colaboraciones donde varios medios intentan crear un nuevo sitio web. Creo que es una muy mala idea", dice Haussamen. "Todos tenemos redes de distribución establecidas, y si las enviamos a las tres, llegaremos a más personas. Si intentamos crear algo nuevo, vamos a llegar a pocas personas porque no tendrá una red de distribución existente".

The Sun-News es un periódico propiedad de Gannett, que forma parte de una gran cadena corporativa, lo que hace que el beneficio comercial sea importante, especialmente porque el periódico tiene un muro de pago, a diferencia de NMPolitics.net y KRWG.

Peerman, sin embargo, no creía que la decisión de compartir contenido fuera algo complicado.

"Nuestra audiencia nos paga por una razón", dice. "Ellos esperan este tipo de periodismo”.

Colaborar hizo posible una cobertura de investigación de largo aliento.

"Este es el tipo periodismo que le reporta a tu medio respeto y credibilidad, quizás algunos premios, y es realmente importante para la comunidad. Tenemos que verlo como un servicio comunitario", observa Haussamen.

Resultados

Informar sobre la salud del comportamiento en Las Cruces no era algo nuevo. Tanto Alba como López, periodistas del Sun-News, habían cubierto el tema en múltiples ocasiones en su trabajo diario en el periódico. Sin embargo, nadie lo había examinado de manera tan exhaustiva, ni había puesto toda la información en un solo lugar.

Haussamen explica que trabajar en equipo y sacar al tema del calendario diario también les permitió centrarse más en las soluciones que nunca antes.

El feedback de la comunidad fue positivo en general, dice Haussamen, quien recibió llamados de lectores agradecidos por la publicación.

Peerman está de acuerdo en que el proyecto resonó en las audiencias, pero dice que aún no han visto ningún cambio sistemático en su comunidad como resultado.

Para Moreno, el proyecto no solo impactó en su audiencia, sino en él personalmente. "Me ayudó a crecer como periodista", dice. "Hay muchos puntos de vista distintos sobre cómo cubrir una historia, y tener acceso a tantas ideas y conversaciones diferentes fue como tener una reunión editorial con personas de toda la ciudad".

El proyecto fue bien recibido en los círculos de periodismo, según Peerman, y también ganó numerosos premios, incluido un premio nacional de Mental Health America y el primer lugar de periodismo de investigación de New Mexico Press Women.

A pesar de la pesada carga de trabajo, Haussamen, Peerman y Moreno dicen que definitivamente volverían a colaborar.

"Con el ciclo de noticias vertiginoso de nuestros días", observa Moreno, "las colaboraciones pueden ayudar a satisfacer la necesidad de contar las historias que deben ser contadas"


Imagen con licencia Creative Commons en Flickr vía David Herrera.