Idiomas

Un proyecto usa herramientas innovadoras para documentar la vida en los barrios marginales

Un proyecto usa herramientas innovadoras para documentar la vida en los barrios marginales

Auguste Yung | 08/05/17

A primera vista, podría pensarse que un proyecto de periodismo multimedia de largo aliento producido en seis ciudades y tres continentes debe haber necesitado recursos muy significativos para funcionar.

Sin embargo, el proyecto Slumscapes, que lleva a los lectores a algunos de los barrios más pobres del mundo, demuestra cómo los periodistas pueden contar historias innovadoras con nuevas tecnologías y un presupuesto limitado.

Así opina el becario ICFJ Knight Jacopo Ottaviani y el becario de Code for Africa News Johnny Miller, dos de los periodistas del equipo de 25 personas que hay detrás del proyecto.

Slumscapes, una colaboración de la Thomson Reuters Foundation con Code for Africa, explora barrios marginales como Ciudad Neza de Ciudad de México, el distrito de Dharavi de Bombay y los barrios marginales de Kibera, en Nairobi, a través de fotografías de drones, gráficos interactivos, mapas y otros elementos. La historia ofrece a los lectores una mirada en profundidad de la vida cotidiana en áreas deterioradas, gracias a innovaciones tecnológicas que permiten a los periodistas hacer más con menos.

"Puedes hacer mucho más con menos gente y menos dinero que hace 10 o 20 años”, cuenta Miller, responsable de todas las imágenes aéreas de Slumscape.

Ottaviani, que produjo los gráficos interactivos, contó a IJNet que muchas de las herramientas que usaron para crear la plantilla y el contenido del proyecto evitaron la necesidad de contratar costosos desarrolladores web.

Dos herramientas en particular les permitieron ahorrar dinero y tiempo: Shorthand, un creador de plantillas, y StoryMapJS, un generador de mapas interactivos que les permitió crear mapas detallados de los asentamientos, como se ve en este perfil de Kibera.

"Lo bueno de estas herramientas es que no necesitas habilidades de codificación", señala Ottaviani. "No es necesario ser un desarrollador. Son fáciles de usar y pueden ser empleadas por cualquier persona que cuente con los datos".

Miller agregó que en una escala de dificultad, en la que el uno es más fácil y 10 más difícil, pondría estas herramientas en el nivel dos. "Es más fácil que usar WordPress", dice.

Slumscapes también pudo hacer más con menos debido a la estructura narrativa de las historias. Ottaviani explicó que los componentes individuales de Slumscapes tienen sentido por sí solos, y también funcionan juntos como una sola pieza larga. Debido a su estructura, el contenido puede alcanzar un público más amplio que si se publicara como un video tradicional o pieza narrativa.

Hacia la innovación

A pesar de incorporar herramientas de periodismo innovadoras y de bajo costo, Ottaviani y Miller entienden por qué algunas redacciones dudan a la hora de comenzar a experimentar con nuevas formas de contar historias.

"A veces es una cuestión de alfabetización tecnológica", señala Ottaviani. “Los editores suelen creer que estas tecnologías son demasiado caras para unos presupuestos que siempre están reduciéndose. Pero las inversiones inteligentes en tecnología y las habilidades con datos pueden ser una forma muy eficiente de gastar el dinero”.

"Cuando un editor de medios tradicionales introduce una herramienta que algunos periodistas mayores no pueden usar, está básicamente amenazando el status quo", agregó.

Ottaviani aconsejó a los periodistas que fueran sensibles a las restricciones que imponen a los editores. “El choque cultural es parte del juego y por eso es necesario ser un buen diplomático para poder convencer a los editores de desplegar estas tecnologías”, explica.

Otra cuestión que los periodistas deben tener en cuenta es el debate ético acerca de estas nuevas tecnologías, especialmente con los drones. Miller entiende por qué algunas redacciones son reacias a comenzar a usar aviones no tripulados, dado su potencial de uso indebido o accidentes.

"Los drones ahora son más pequeños y ligeros, pero todavía pueden herir a alguien si se caen, y puedes hacer que espíen por las ventanas de la gente si careces de escrúpulos", dice. "Hay que poner una buena dosis de confianza al darle dinero a alguien para que filme con un drone”.

Miller se inspiró en el uso de drones para fotografiar zonas de bajos ingresos después de tomar clases de planificación espacial en la Universidad de Ciudad del Cabo. Su primera serie fotográfica con drones, "Unequal Scenes”, mostró la división entre los barrios ricos y los distritos más pobres de las ciudades sudafricanas.

Miller y Ottaviani planean seguir usando la fotografía drone y multimedia para crear piezas innovadoras y largas sobre temas como la toma de tierras, la deforestación y los incendios de viviendas precarias. Ambos dicen que estamos en un momento particularmente interesante para trabajar en el periodismo. El ritmo de la innovación de los medios significa que hay "más contenido, más variado y más lugares para dispersarlo", apunta Miller. "Creo que es muy emocionante".

Jacopo Ottaviani es periodista y científico informático especializado en proyectos de periodismo de datos transfronterizos y en visualización de datos. Conoce más sobre su trabajo como becario ICFJ Knight aquí.

Imagen con licencia Creative Commons en Flickr, vía Ars Electronica. Video cortesía de Thomson Reuters Foundation.

Tags: 

ESCRIBE UN COMENTARIO

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Twitter message links are opened in new windows and rel="nofollow" is added.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Please log in or register in order to comment this post.