El impacto de Wikileaks en el periodismo: se multiplican los sitios de recepción de denuncias ciudadanas

بواسطةvgimenez
Oct 20, 2011 في Miscellaneous

Aunque en las últimas semanas cuatro de los principales diarios del mundo —El País de Madrid, The Guardian, The New York Times y Der Spiegel— decidieron distanciarse de Wikileaks por publicar cables secretos sin editar y por lo tanto con datos de las fuentes que facilitaron la información, la organización que lidera Julian Assange inspiró a varios periodistas y medios de comunicación que siguieron sus pasos y promovieron sitios para recibir denuncias.

En paralelo a la expansión del llamado “periodismo ciudadano”, cada vez existe más interés por parte de los medios de comunicación de establecer canales de comunicación con su público, en el que éste pueda realizar aportes. Tal vez por eso han aparecido nuevos sitios —algunos asociados a periódicos, mientras que otros son emprendimientos individuales— que imitan la misión de Wikileaks y su idea de funcionamiento.

El más reciente caso fue el del portal de recepción de denuncias del diario de mayor tiraje de Brasil, Folha de São Paulo.

El sitio fue denominado FolhaLeaks y el objetivo es recibir todo tipo de denuncias de los ciudadanos brasileños, ya sea de forma anónima o no.

El periódico definió su nuevo portal como “un programa creado para recibir información capaz de generar reportajes de interés para el público”. Según publicó Observatório da Imprensa, al día siguiente de su lanzamiento ya había recibido 1.350 denuncias.

El de Folha no es el único caso. En España, el sitio web Minileaks también fue inspirado por Wikileaks.

“Buscamos promover la transparencia y honestidad en la sociedad a través de la publicación de documentación relevante. Cuantas más pruebas aportes, mejor”, establecieron los creadores del sitio.

La historia no tiene por qué ser nacional ni grande. “Nos interesa denunciar los abusos documentados por pequeños que sean. Todo aquello que te indigna y detectes en tu trabajo, en una empresa, en un medio de comunicación, en un bar que te sirve alcohol adulterado, en un hospital público que renueva de modo excesivo ciertos componentes, para lucro de quien no lo merece. En cualquier parte”, indicaron los responsables del sitio.

Todos los artículos comienzan con la denuncia de un ciudadano que detectó un problema y decidió comunicarlo. Luego, prosiguen con un desarrollo de los responsables del sitio, quienes intentan en cada caso investigar el tema.

MInileaks es “una iniciativa ciudadana transparente y abierta hacia la colaboración sin ánimo de lucro”, se indica en el sitio, en donde además se explica que “se precisa apoyo en el área legal y técnica”.

En inglés también hay varios sitios inspirados por la misma filosofía. Uno de ellos es Localeaks, un sitio dedicado a recopilar información anónima que luego proporciona a periódicos americanos, según publicó el Centro Knight para el Periodismo en las Américas.

Otros ejemplos son el sitio receptor de denuncias OpenLeaks y la Unidad de Transparencia de Al Jazeera. El diario The Wall Street Journal también creó su propio sitio de filtraciones, Safe House que fue criticado por poco seguro.

En Europa ya existen desde 2010 otras versiones de Wikileaks, como BalkanLeaks.eu, un sitio búlgaro que se enfoca en denunciar el crimen organizado y la corrupción en los Balcanes, y Brussels Leaks, un sitio creado por periodistas y ex funcionarios de la Unión Europea, según informó la BBC.