Idioma:

Reply to comment

El terremoto japonés aceleró el uso de las redes sociales en los periódicos locales

image:

Los periódicos japoneses expandieron su rol de servir a la comunidad mediante el uso de redes sociales durante el Gran Terremoto del Este de Japón de 2011.

Yoichi Nishimura, exeditor de Asahi Shimbun, un diario que tiene una circulación diaria de 8 millones de ejemplares, dijo que las organizaciones de noticias colaboraron para compartir información sobre personas desaparecidas a través de una base de datos de Google en la que las familias podían buscar a sus seres queridos.

"Por primera vez hubo un esfuerzo conjunto a gran escala entre las redes sociales y los medios de comunicación tradicionales", dijo Nishimura a una audiencia en la Universidad de Tsinghua en Beijing. Los medios de comunicación difundieron información sobre el desastre a través de redes sociales como Facebook y Twitter.

Nueva capacitación en periodismo

Nishimura dijo que el periodismo se está transformando de una "conferencia" undireccional a los lectores a una "conversación" con ellos. Muchas organizaciones de noticias están ampliando el alcance de sus servicios poniéndose en contacto con los lectores a través de plataformas como Twitter y Facebook.

"Los periodistas necesitan ser entrenados en nuevas habilidades, por ejemplo, dominar cómo distinguir verdades en medio de la avalancha de información y las medidas concretas de ese proceso", dijo.

Además, los periodistas necesitan proporcionar investigación, contexto y la explicación de lo que está ocurriendo en las redes sociales. "Las publicaciones en Facebook y los tweets a menudo contienen expresiones de ira y exasperación. Estos elementos en sí mismos constituyen una información importante. Sin embargo, esos comentarios no explican las razones detrás de la ira, si la exasperación es válida o no o, en el caso de que la ira sea válida, cuál es el razonamiento detrás de esa postura”.

"Debemos instruir a nuestros periodistas no sólo a recoger la ira en el ciberespacio, sino también a tener la capacidad de analizar lo que llevó a esa frustración".

Los medios crean comunidad

Para Nishimura, una de las lecciones del terremoto fue reforzar la importancia de los medios de comunicación en la creación de la comunidad.

“La gente en las áreas centrales del terremoto buscaban información fiable ya que no tenían acceso a la televisión o Internet debido a cortes de energía y la batería de sus teléfonos celulares fueron desapareciendo. Cuando se entregaron periódicos en los centros de evacuación, la gente prácticamente corría para leerlos y algunos lloraban a medida que leían”.

“Aquí, los periódicos permitieron a los evacuados sentir que eran de hecho parte del resto de la sociedad. Como fuente de información, los diarios eran parte de la línea de vida, como la electricidad, el gas y el agua”.

“He recibido una carta de un lector que decía: ‘Cuando leí el diario Asahi Shimbun a la luz de las velas en el refugio de evacuación inmediatamente después del terremoto, sentí una conexión con el resto del mundo".

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en el blog News Entrepreneurs y es reproducido en IJNet con autorización de su autor.

James Breiner es exbecario de Knight International Journalism Fellowships y creó y dirigió el Centro de Periodismo Digital en la Universidad de Guadalajara. Es bilingüe en inglés y español y es consultor de periodismo online y liderazgo. Actualmente se desempeña como director de la maestría en Periodismo Económico Global en la Universidad de Tsinghua en Beijing.

Breiner pasó la mayor parte de su carrera desempeñándose como director y editor de revistas de negocios en Columbus y Baltimore para American City Business Journals. También dirigió un equipo de periodismo de investigación en el Columbus Dispatch que ganó siete premios de la Associated Press of Ohio. Breiner tiene una maestría en literatura inglesa, University of Connecticut. Puedes visitar sus sitios web News Entrepreneurs y Periodismo Emprendedor en Iberoamérica. También puedes seguirlo en Twitter.

Reply