Idiomas

Examinando más a fondo las preguntas básicas del periodismo

Examinando más a fondo las preguntas básicas del periodismo

John Kroll | 27/11/13

Las preguntas básicas "qué", "quién", "cuándo", "dónde" y "por qué", sumadas a "cómo", son sagradas en periodismo.

Generalmente se utilizan como punto de partida para escribir reportajes, tal como lo indica Jeremy Porter en su post en el Journalistics blog. Pero también dan información clave para verificar los hechos, especialmente cuando se trabaja en reportajes sobre discursos en los que se mencionan estadísticas. Un ejemplo excelente es un reportaje de la revista de la BBC basado en la afirmación de que 100.000 cristianos son asesinados cada año debido a su religión. Incluso el Vaticano llegó a citar estos números en un discurso.

Este tipo de cifra debería generar la sospecha inmediata de cualquier periodista: ¿Cómo pudo alguien contar el número de víctimas?

La periodista de la BBC Ruth Alexander indagó más allá. La forma en que lo hizo es un buen ejemplo de investigación para todos los reporteros.

¿Quién? Ella rastreó el número desde la fuente original, un reporte anual del Centro para el Estudio del Cristianismo Mundial (CSGC por su nombre en inglés). Números como este son frecuentemente citados en muchos reportajes sin ninguna atribución. El Vaticano, por ejemplo, al citar la cifra de 100.000 cristianos, dijo que el dato provenía de una “investigación confiable”. Resulta común que cuando una cifra pasa de un relato a otro, la fuente original sea reemplazada por cualquier cosa que suene creíble. Gracias a Internet, hoy es mucho más fácil rastrear la fuente original, y esta es la única manera de obtener respuestas correctas a otras preguntas.

¿Qué? Cuando ya encontraste la fuente original, necesitas saber qué fue que se dijo específicamente. Como se muestra en los artículos de Alexander, algunas variaciones del número del martirio aseguran que los 100.000 contados fueron únicamente cristianos asesinados por musulmanes. Eso no es lo que decía la fuente original.

¿Cuándo? Los números están frecuentemente fuera de contexto. En particular, pueden ser antiguos. Un reportero tiene que preguntarse: ¿Esto sigue siendo verdad? El número que da la CSGC es el promedio de muertes entre 2001 y 2010. El propio director de este grupo admite que si se habla de un único factor durante este periodo de tiempo, entonces el dato ya está fuera de fecha y ha perdido validez:

Probablemente esta cifra está decreciendo año tras año, pero el método utilizado no es exacto [para hacer esos ajustes], entonces lo he mantenido con los 100.000 de hace un par de años pero seguramente tendremos que disminuirlo, a menos de que algo atraiga nuestra atención.

¿Dónde? La ubicación puede ser otro tema contextual. ¿Acaso un número que se refiere a un área limitada se está aplicando de forma global? Este no es el caso: la fuente original reportó 100.000 asesinatos como un número de todo el mundo. Pero hay un problema en ese “dónde”. El número reporta los casos totales en el mundo, lo que está implicando que se trata de un problema generalizado. Pero nueve de cada 10 de esas muertes ocurren en un país: la República Democrática del Congo.

En un sentido más amplio de “dónde”, este es un problema común en los reportajes sobre salud. Estudios con pequeñas muestras son publicados sin las advertencias adecuadas. Experimentos psicológicos se promueven como verdades universales cuando resulta que las personas estudiadas se limitaron a estudiantes de una universidad de élite.

¿Por qué?: ¿Tiene la fuente posibilidades de tener más motivos que una simple búsqueda de la verdad? En el caso de los números del martirio citado, el centro está afiliado con un seminario. La BBC no indica ninguna razón para sospechar de la parcialidad de la información. Sin embargo, el análisis de los datos en este caso se limita al estudio del cristianismo. Citar a un número de mártires cristianos invita a preguntarse sobre números similares para otras religiones (y sobre la relación de estas cifras con la totalidad de los creyentes en cada caso). Como la CSGC no menciona otras religiones, tratar de hacer estas comparaciones podría ser difícil o imposible.

¿Cómo? Esta es la pregunta más amplia y la más importante también: ¿Cómo se calculó este número? En este caso, preguntarse “cómo” es lo que revela que el número era totalmente engañoso. Primero, es un promedio que se basa en un cálculo estimado en bruto de un millón de muertes en la década. Segundo, el 90% de estas muertes vienen de un país en específico. Tercero, el número de muertes de ese país se calcula tomando el total de las muertes reportadas de la guerra civil en la República Democrática del Congo (más de cuatro millones de personas) y asumiendo arbitrariamente que el 20% de los muertos eran cristianos, una suposición que se basa en una estimación de hace 30 años sobre el porcentaje de cristianos que viven en un país promedio de África.

¿Acaso el Congo resulta un país promedio en este aspecto? Probablemente no, ya que se trata de una nación cristiana, según asegura la BBC. Entonces, ¿hablar de un 20% sigue siendo una afirmación adecuada? ¿Fue alguna vez correcta esa cifra o solo un número estimado por alguien de la Enciclopedia Cristiana del Mundo, de donde se extrajo la cifra?

Pero eso no es todo. Incluso si todas las suposiciones anteriores fueran correctas, eso solo diría que 900.000 cristianos perdieron su vida durante la violencia del Congo. ¿Fueron mártires? La BBC puntualiza que los expertos aseguran que la guerra interna en el Congo tuvo causas étnicas y no religiosas. Y que fueron cristianos matando a otros cristianos. Esto todavía puede constituir un martirio; la Iglesia Católica tiene una larga lista de muertos a los que reclama como mártires en manos de los protestantes ingleses, mientras que estos citan otra lista similar con aquellos que fueron asesinados por los monarcas católicos. Pero cuando se cita una cifra de mártires cristianos uno espera, naturalmente, que sus asesinos estaban oponiéndose al cristianismo en su conjunto.

Además, de acuerdo con el análisis de la BBC y otros expertos, el actual número de cristianos que son asesinados por su religión cada año está probablemente por debajo de los 10.000 casos, dentro de un total de creyentes en el mundo que el Pew Research estima en 2.180 millones de personas.

Las cinco preguntas básicas sumadas a “cómo” son enseñadas a todos los periodistas. Pero muy frecuentemente se hacen estas preguntas de forma sólo superficial, para estar seguros, por ejemplo, que la nota previa de un concierto incluya la fecha, la hora, la ubicación y el precio. Si los reporteros entienden y utilizan estas preguntas de manera rigurosa, Steve Buttry no tendría que realizar un taller completo para explicar cómo funcionan.

(Corrección: Steve puntualiza que su taller estaba dirigido a quienes no son periodistas. Entonces es un mal ejemplo para mi argumento, pero su post es una buena explicación del tema, y vale la pena leerlo). Si los editores realmente insistieran en aplicar estas preguntas en los artículos, nunca verías reportajes sobre encuestas realizadas por partidos políticos tratadas de una forma tan seria como aquellas que realizan grupos que no pertenecen a ningún partido, ni tampoco noticias sobre encuestas incluidas en comunicados de prensa, sin referencia alguna a las preguntas específicas ni al método en la que los participantes fueron elegidos.

Lo triste de los hechos es que hasta los grandes periodistas caen en este error de no dejar que los hechos se interpongan en el camino de un buen reportaje. El elemento más decepcionante del reportaje de la BBC es el final. Ruth Alexander habló con John Allen, un reportero del Vaticano cuyo trabajo admiro mucho. Él escribió un libro que cita este número de los mártires. Cuando se le presentaron los resultados que obtuvo la BBC, dijo:

"Pienso que sería bueno tener cifras confiables en este caso, pero no creo que en última instancia los números importen tanto en el punto central de mi libro, que es tratar de romper la narrativa que tiende a dominar la discusión en el Occidente de que los cristianos no pueden ser perseguidos porque pertenecen a la iglesia más poderosa del mundo".

"La verdad es que dos tercios de los 2.300 millones millones de cristianos en el mundo viven… en vecindarios peligrosos. Generalmente provienen de barrios pobres y pertenecen a minorías raciales, étnicas y culturales. Y frecuentemente también corren muchos riesgos".

"Y en última instancia, creo que discutir sobre esta situación es más importante que ser precisos sobre la tasa de muertes que fue presentada".

Cuando un buen periodista dice que usar un número que infla el problema en un 900% es una imprecisión aceptable, sabemos que las preguntas básicas del periodismo están sufriendo su propio martirio.

John Kroll es un periodista digital con experiencia en edición, capacitación, creación y administración de contenido. Este post apareció por primera vez en John Kroll Digital, el blog del autor, y fue publicado con su permiso.

Texto traducido del inglés al español por Andrea Arzaba. Edición: Santiago Sánchez y Maite Fernández.

Imagen con licencia Creative Commons, gracias a ajalfaro en Flickr.

ESCRIBE UN COMENTARIO

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Twitter message links are opened in new windows and rel="nofollow" is added.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Please log in or register in order to comment this post.