Cuando un conflicto arrasa, los periodistas deben estar preparados | IJNet

Idiomas

Cuando un conflicto arrasa, los periodistas deben estar preparados

Cuando un conflicto arrasa, los periodistas deben estar preparados

Fabrice Le Lous | 08/08/18

En 2018, algunas ciudades de Nicaragua se convirtieron en zonas de conflicto armado y, sin quererlo, los periodistas se transformaron en corresponsales de guerra.

Nuestras fuentes y contactos empezaron a decir cosas que nunca esperábamos escuchar de ellos: "Quédense detrás de esta barricada, voy a ver que no haya paramilitares más allá" o "ayer en esa antena de comunicaciones había un francotirador. Déjame ver si todavía está".

A fines de junio estuve en León, la segunda ciudad más grande del país, cuando sus históricas calles empedradas se encontraban amuralladas por barricadas en cada manzana. Estaba trabajando con un colega fotógrafo de La Prensa, entre cuatro barricadas que protegían a los vecinos de los ataques paramilitares relacionados con el gobierno.

De repente, los pocos transeúntes comenzaron a correr y buscar refugio en sus casas. Una mujer con un bebé en brazos nos gritó: "¡Tú, con la cámara! ¡Hay alerta naranja! ¡Vieron a hombres en motos con AK47!"

Gracias a nuestro contacto local, un estudiante universitario de León, logramos encontrar una casa segura para protegernos de un posible ataque.

Como nunca pensamos que nos encontraríamos en esa situación, no estábamos preparados. Aquí hay algunos consejos que todo periodista debería tener en cuenta, ya sea que espere encontrarse en medio de un conflicto o no.

1) Lleva equipamiento adecuado

En tiempos de guerra, los periodistas necesitan llevar consigo algo más que un anotador y una grabadora.

Cinthya Torrez, reportera de La Prensa, trabajó desde Masaya, otra ciudad nicaragüense fuertemente atacada en los últimos meses. Ella recomienda que los periodistas usen chalecos con identificación de prensa, cascos, lentes protectores y zapatos cómodos para todo tipo de terreno. Si existe la posibilidad de fuego cruzado, es importante considerar también un chaleco antibalas.

Es un error que un periodista trabaje sin estar debidamente preparado. Si el medio en el que se desempeña no tiene este tipo de equipo, como fue el caso en muchas redacciones de Nicaragua cuando comenzó el conflicto, periodistas y fotógrafos deben unirse y solicitarlos como medida de emergencia. Esto funcionó en Nicaragua y podría funcionar en redacciones de otros países.

2) Cuídate

Los periodistas hacemos un trabajo ejemplar. Vamos a lugares a los que otros no pueden llegar, y compartimos información sobre lo que está sucediendo allí. Sin embargo, no somos héroes y no vamos a resolver conflictos.

Ivette Munguía, periodista de La Prensa que estuvo en varias situaciones de fuego cruzado, recomienda proteger tu vida antes de conseguir tu historia. No busques una foto o video extraordinario sin tener la certeza de que podrás llevarlo sano y salvo a la sala de prensa.

"Las balas no discriminan", dice Munguía. Aunque un chaleco con identificación de prensa puede hacer que las facciones armadas piensen dos veces antes de disparar, no es una prenda que te haga invencible ni que te permita ser testigo de todo”.

En tiempos de balas y asesinatos, la prudencia es vital para hacer bien nuestro trabajo como periodistas.

3) Identifica zonas seguras

En los enfrentamientos, es importante conocer la geografía del terreno. Esto se logra estableciendo contactos locales antes de llegar al sitio del reporteo y solicitando información de seguridad antes de ingresar a las áreas más peligrosas.

Los guías locales deben saber en todo momento las rutas de escape o los escondites. En mi caso, cuando estaba en León, nuestro guía nos ofreció una casa segura a través de sus conocidos.

4) Prepárate mentalmente

Según Munguía, también es importante "no caminar por el medio de las calles o usar ropas de colores brillantes, para evitar convertirse en blanco de francotiradores".

Finalmente, cuando ingreses a zonas de conflicto, debes prepararte mentalmente y estar listo para tomar decisiones respecto de tu seguridad, sin importar si el trabajo se desarrolla según lo planeado o si surgen problemas inesperados.

Munguía recomienda memorizar números de teléfono en caso de que pierdas tu teléfono celular o seas asaltado. Esto es especialmente útil si pierdes contacto con tus guías o equipo de trabajo y tienes que pedir ayuda a los vecinos.

Aunque estos consejos son más bien para zonas de conflicto, es importante tenerlos en cuenta incluso si vives en un lugar seguro. En Nicaragua, nadie podría haber imaginado la espantosa realidad que enfrentamos en los últimos tres meses. Como periodistas, es importante estar siempre preparados en caso de que cambien repentinamente los entornos sociales, políticos y culturales.

En nuestro caso, Nicaragua se convirtió en un campo de batalla inesperado, y nos estamos adaptando.

Fabrice Le Lous es becario ICFJ Knight y ex editor de La Prensa, de Nicaragua.

Imagen con licencia CC en Unsplash, vía Randy Colas.

Tags: 

ESCRIBE UN COMENTARIO

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Twitter message links are opened in new windows and rel="nofollow" is added.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Please log in or register in order to comment this post.