Idiomas

Confesiones de una editora de redes sociales

Confesiones de una editora de redes sociales

Yolanda Ma | 21/09/11

"¿Qué hace un editor de redes sociales?"

Esto es exactamente lo que escribí en Google antes de comenzar mi trabajo en el South China Morning Post de Hong Kong como la primera editora de redes sociales en el verano de 2010.

Los resultados de la búsqueda no fueron satisfactorios. Uno de los pocos casos conocidos de ese momento de periodistas trabajando como editores de redes sociales era el de Jennifer Preston del New York Times.

Pero las cosas cambian tan rápido que tres meses después de que empecé mi trabajo el Times eliminó ese puesto.

Saqué por lo menos dos lecciones. La primera es que no hay mucha experiencia colectiva disponible para compartir. Y la segunda es que las cosas cambian muy rápido (si no demasiado rápido) en el mundo de las redes sociales, por lo que el trabajo de un editor de redes sociales implica, por definición, no dejar de explorar y aprender.

Sin embargo, mientras los editores de redes sociales se vuelven cada vez más comunes en las salas de redacción -de hecho, ahora hay una micro tendencia a contratar gente para estos puestos-, hay algunas tareas concretas que el trabajo implica. Las tres principales son:

1. Creación de una estrategia de redes sociales y su ejecución

Existen más plataformas que Facebook y Twitter. En lugar de seguir lo que hacen los demás, el editor de redes sociales debe considerar cuidadosamente cómo y por qué cada plataforma debe ser utilizada como un canal para su organización en los medios de comunicación.

¿Quién es el público objetivo? ¿Qué tipo de noticias les interesa? ¿Qué cantidad de tiempo dedican a las redes sociales? ¿Qué tipo de dispositivos digitales utilizan? Son preguntas que hacen la diferencia para tomar decisiones.

Para los países en los que Facebook y Twitter son dominantes, la decisión suele ser más fácil de tomar. Pero para los países asiáticos, lo local es importante. Si los lectores chinos son su objetivo el servicio de microblogging Sina Weibo no se debería pasar por alto. Manejar la cuenta de su organización de noticias en Sina Weibo puede ser muy diferente a la gestión de su cuenta en Twitter.

Una vez elegidas las plataformas entra en juego la edición. Algunos periódicos simplemente sincronizan sus cuentas de Twitter con sus páginas de Facebook, lo que podría ahorrar mucho más tiempo, pero en realidad no sirve a la audiencia del medio en las redes sociales.

En la página de Facebook yo publicaba posts haciendo una pregunta, de forma de atraer lectores y generar debates. Por otra parte en nuestra cuenta de Twitter publicábamos contenido en forma de titulares.

2. Construcción de comunidad

Por lo general yo describo la curaduría y la edición como la parte fundamental del trabajo de un editor de redes sociales. Algunos trabajos de editores de redes sociales son descritos como “community managers” (o directores de comunidad), destacando que la participación de la comunidad es parte del trabajo. La comunidad puede estar dentro de los lectores existentes o público, o más allá. Puede estar online o no estar conectada.

Hay todo tipo de nuevas iniciativas de los medios de comunicación que involucran a la comunidad en general, como el experimento de The Guardian de investigar los gastos de los miembros del Parlamento o el sitio de noticias hiperlocales del New York Times. En el China Morning Post experimentamos con un mapa interactivo sobre la destrucción ambiental en Hong Kong llamado CitizenMap que fue hecho con la ayuda de los usuarios.

Como director del proyecto el trabajo consiste en la planificación, diseño y desarrollo del concepto de la web y comunicarse con los desarrolladores y diseñadores para convertir el concepto en un producto.

También implica la comercialización y el contacto directo con los posibles socios para construir una fuerte red de personas relevantes para el proyecto. El contenido, la edición y la participación los lectores/usuarios sigue siendo una parte fundamental para garantizar la calidad del sitio.

Si la organización para la que trabajas tiene un proyecto de periodistas ciudadanos importante como iReport de CNN o apoya iniciativas similares, estás de suerte. Pero en la mayoría de los casos el editor de redes sociales tiene que hacerse cargo de otras tareas aparte del manejo de las redes sociales del medio.

3. La integración de las redes sociales en la sala de redacción

El puesto de editor de redes sociales es una posición nueva en muchos medios de comunicación, por lo que la integración significa tanto hacer llegar el producto al contenido editorial como la formación de los empleados dentro del medio.

Para productos impresos como los periódicos hay un montón de pequeños experimentos que se pueden hacer -desde tomar los comentarios de Facebook para el diario impreso (lo que fue muy bien recibido en el China Morning Post), hasta formular preguntas en las noticias de primera plana que lleven a la gente a discutir en las redes sociales. Por lo general, la sección de cartas al director o la página de opinión es un buen lugar para empezar.

A pesar de la tendencia actual de que las redes sociales son muy importantes para el periodismo moderno, es sorprendente la cantidad de periodistas y editores que no están familiarizados en absoluto con las redes sociales, ni que hablar de integrar estas herramientas a su trabajo diario.

Formar a los empleados toma tiempo y esfuerzo, pero cambiar la mentalidad siempre es más difícil que enseñar nuevas habilidades.